Urban Station, la red de oficinas para mobile workers

Urban Station, la red de oficinas para mobile workers

Hace seis años nació lo que actualmente es considerada una de las pioneras en México en el campo de los coworkings y oficinas para trabajadores móviles: Urban Station.

Claudio Fernández, director general de la sucursal en México, comenta su travesía y lo que tuvo que aprender al haber iniciado un nuevo concepto en el país hace más de seis años. Proveniente de una provincia con Buenos Aires, llegó hace 16 años a la ciudad.

De formación técnica en electrónica, y con una ingeniería en Sistemas por la Atlantic International University, siempre ha cultivado su pasión por la tecnología.

Asegura que desde pequeño aprendió en su casa lo que sería un tipo de emprendimiento primitivo. Su padre, trabajando a la par como gerente de un banco, levantó una pequeña fábrica de juguetes plásticos, su mamá en sus tiempos libres diseñaba ropita para bebé.

“Éramos una familia muy movida. Desde pequeño siempre escuchaba el tema del trabajo y lo de emprender, hacer un negocio aparte del empleo”, comentó.

Pioneros en coworkings

Fue durante su trabajo como consultor de empresas en Accenture que empezó a conocer más el movimiento emprendedor.

Según él, durante la burbuja del internet fue parte de un comité de evaluaba de negocios y sitios web. Posteriormente la empresa le solicitó mudarse a México. Representó una decisión difícil de aceptar.

“Ya estando aquí (por parte de Accenture), conocí lo que implicaba el tema del coworking por Urban, cuando apenas se sabía lo que era. Sólo había oficinas virtuales, pero realmente como espacios de coworkings fuimos de los pioneros”, aseguró Claudio

Diez años después de trabajar para Accenture México, uno de sus amigos, Marcelo Cora, director general de Urban, le habló sobre el concepto que ya había abierto en Buenos Aires.

A Claudio le llamó la atención y decidió intentarlo en México. Hoy tienen 13 distribuidas entre Argentina, Chile, Colombia, México y Egipto.

Lo mortal de ser pionero

Claudio asegura que le costó mucho trabajo hacerle entender a las personas cómo funcionaba el concepto de oficinas tipo coworking, ya que en ese tiempo la mayoría de las personas sólo iba a una cafetería a intentar trabajar.

“Hace seis años sólo había oficinas virtuales. Pero compartir la idea de que se podía entrar a trabajar una o dos horas e irse, como que no quedaba claro”.

Así que, como todo empresario inexperto, al principio invirtió en publicidad impresa. En Argentina y Chile eso había funcionado.

Ponía a personas a repartir flayers en los semáforos y cafeterías, pero “no pegó, no venía nadie así”, apuntó Claudio.

“Entendimos que si era un negocio para gente móvil que trabaja desde una tablet, laptop o su celular, era mucho más lógico hacer que nos buscaran en redes. De ahí volteamos a Facebook, Twitter principalmente, y Google Adworks. Pero bueno, era la inexperiencia”, explicó.

Cómo seguir en el mercado

Para Claudio está claro: si no haces algo nuevo, lo haces más barato. Por suerte ellos ya tienen su propio concepto, y funciona.

Dejó claro que la idea de crear un coworking es todo un concepto. No sólo es haber heredado la casa del abuelo en la Roma, ponerle muebles bonitos y un par de pufs.

Más bien todo apunta a tener que responder a las necesidades laborales que cada uno de los usuarios tenga.

“La industria va a terminar consolidándose, por lo que no es necesario tener a tres o cuatro  coworkings en la misma calle. Al final van a terminar estableciéndose, o cobrando barato. Al menos ésa no es nuestra idea. Por eso hemos creado todo un concepto”, concluyó el empresario.

La cobertura Urban Station

Tiene 14 franquicias en el mundo.

  • cuatro en Argentina
  • cinco en Chile
  • dos en Colombia, en México 
  • una en El Cairo, Egipto

Urban Station

error: Content is protected !!