Descubre The Pool, el trampolín para las startups de éxito

The Pool, el trampolín para las startups de éxito

Con el planteamiento inicial de crear un centro de emprendimiento, en 2012 Luis Barrios se aventó del primer nivel del trampolín:

“Todo pasó cuando terminé la maestría. Empecé apoyando una constructora de innovación, de ahí seguí trabajando con marcas grandes. Así, durante ese año, en el que ya había más de 100 coworkings ya establecidos, me subí al barco del emprendimiento”, contó el fundador de The Pool.

Luis, junto con su proyectó, zarpó casi de inmediato. “Queríamos algo más educativo nos inspiramos en lo que era General Ascending, que de ser un coworking para el área de capacitación y educación, nos basamos en crear un espacio para atraer a emprendedores. Nos interesaba desarrollar sus negocios. Apoyarlos en su desarrollo”, contó.

Así es como The Pool se consolidó como uno de los primeros coworkings en México.

Tenían el formato de híbrido, porque se alquilaban las oficinas y el espacio; a la par de ofrecer capacitación a través de talleres. “Esto por la base de inversionistas que trajimos a la red. A la fecha es gente bien posicionada en sus propios negocios, fondos de inversión. Empresarios activos del país en diferentes dimensiones. Así es como funcionó The Pool y evolucionó”.

“Actualmente funcionamos más como un espacio de oficinas. Pero sin perder el espíritu emprendedor de asesorías y mentorías. Cuando un miembro lo necesita, es difícil cumplir con eso”, subrayó Barrios.

The Pool

En busca de la evolución

Luis tiene clara la dirección de la brújula. Aunque, por definición, The Pool busca crear comunidad, asegura que también están interesados en el desarrollo de los negocios que alberguen. “Evolucionamos a poder apoyar a emprendedores siempre nos hemos enfocado en promover el emprendimiento, gestionarlo, y buscar impulsarlos de una manera distinta”, Luis Barrios.

El fundador de The Pool matiza que la idea del networking es conocer personas nuevas.

“Que un coworking haga un networking cada semana o mensualmente, ya no lo es. Eso ya es un club social de gente que ya conoce y que tal vez en algún momento se ayudó. Pero eso termina. Ya no habrá más qué hacer. A menos que haya innovado”, puntualizó.

The Pool, la alberca del talento empresarial

Según Luis, The Pool, en efecto, hace alusión a una piscina. “Somos una alberca de talento, experiencia, negocios y personas. También un poco de lo que implica la natación. Nos identificamos mucho con la disciplina de la natación. Diferentes estilos de nadar, al igual que en el emprendimiento, donde cada emprendedor tiene diferentes habilidades”.

“No hay discriminación: si eres el mejor nadando en dorso, vas a participar en esa disciplina. Tal vez sólo estás aprendiendo a entrar en el agua o a brincar desde una plataforma. Es muy diverso, tanto la natación como el emprendimiento”.

error: Content is protected !!