¿Por qué subestimamos la asesoría financiera?

 

Una de las características principales del mundo en el que vivimos, además de los avances tecnológicos, es el cambio constante. La falta de asesoría financiera es una de las principales causas, por lo que los entrepreneurs tienen menos probabilidades de alcanzar el éxito que en países como Colombia, Brasil y Estados Unidos. 

Hoy en día, las empresas enfrentan el reto de innovar o morir en el intento. Según un estudio realizado por el Instituto del Fracaso (2016), en México únicamente el 25% de las startups siguen operando después de dos años de su constitución.

Es común que las empresas busquen asesoría externa en despachos contables, fiscales o legales; pero pocas veces acuden con especialistas financieros para recibir coaching en el manejo de
su recurso más valioso: el dinero.

La mayoría de las carreras universitarias administrativas incluyen en sus programas clases de finanzas básicas que nos crean la ilusión de conocerlas a fondo y de poder replicar las mejores prácticas.

Sin embargo, la maximización del cash flow en una empresa es un tema tan complejo que no debe ser tomado a la ligera.

Aún cuando se tenga un departamento de finanzas sólido, existen decisiones específicas que pueden ser respaldadas adecuadamente por un tercero independiente.

La falta de cultura financiera en México ha generado la falsa creencia de que las grandes empresas son las únicas que pueden contratar consultoría financiera.

Existen distintas firmas de consultoría que su target principal son las pymes. Se dedican a dar asesoría a costos accesibles. Pero antes de buscar opciones, habrá que considerar las siguientes ventajas de tener este tipo de asesorías externas.

asesoría financiera

Planeación financiera

Se establece la viabilidad y rentabilidad de los proyectos a emprender por la compañía a través del cálculo de razones financieras y análisis de mercado.

Lee aquí: El Internet de las Cosas, la otra puerta del negocio

También se determinan las metas agresivas, pero alcanzables, que sean medidas periódicamente para realizar ajustes en beneficio del crecimiento.

Control flujo de efectivo

La contratación de asesores externos permite la maximización de los recursos monetarios de la empresa con el objetivo de reducir costos derivados de la obtención de créditos revolventes. Muchas veces las startups y empresas con falta de liquidez incurren en gastos innecesarios que los llevan a la quiebra.

Control de presupuestos

Ayuda a identificar las necesidades de la empresa para fijar presupuestos realistas que potencialicen el crecimiento de ésta, sin afectar la situación financiera. El gasto bien canalizado es el motor del crecimiento. Sin embargo, es necesario evitar a toda costa los gastos en contra de las ventas o ingresos.

Obtención de Recursos

El conocimiento del mercado financiero por parte de los consultores es un apoyo directo a la compañía para obtener créditos con las mejores condiciones. La injerencia de un experto en el business plan y proyecciones financieras, dan mayor confianza a los inversionistas potenciales para prestar capital a la empresa.

Administración de riesgos

Es importante la evaluación de los riesgos internos y externos a los que está expuesta la compañía para generar planes de contingencia y mitigación de los mismos. La globalización ha generado que un problema en medio oriente, por ejemplo, repercuta en el tipo de cambio o tasas de interés en nuestro país.

Cumplimientos Normativos

Las normas financieras y contables han evolucionado constantemente a partir de la crisis global. La actualización en las normativas genera pérdidas de tiempo y de productividad dentro de la empresa, y pueden ser asumidas por expertos. Un asesor externo es clave para la formulación e implementación de éstas.