Destino San Francisco California, más allá del Golden Gate

Shopping, cheese cake, el mejor chocolate caliente y tours en cable car por pintorescos barrios llenos de cultura e historia, te esperan en este destino de California.

Además del famoso Golden Gate, con su característico color anaranjado-rojizo, emblema de esta ciudad de California, Estados Unidos, este destino aguarda por los viajeros con un chocolate caliente, shopping, restaurantes y unas “señoritas” color pastel, listas para fotografiar.

golden gate california

Un buen punto de partida para comenzar a recorrer esta urbe es Union Square, definido por muchos como el corazón de San Francisco. Desde este sitio, en Powell Street, colina abajo, se ubica una estación del tan fotografiado cable car.

Con 135 años de servicio, este tranvía convertido en el transporte icono de San Francisco, no sólo lleva diariamente a los sanfranciscanos de su casa al trabajo o a la escuela, también es el medio preferido de turistas de todo el mundo. A bordo de este vehículo se recorren distintos barrios.

El tour dura 40 minutos, subiendo y bajando por las empinadas calles adornadas con casas de estilo victoriano con fachadas de color pastel y escalinatas afuera de sus balcones.

El punto final es Fisherman´s Wharf, que anteriormente fuera un puerto y mercado de pescadores, hoy es una de las principales zonas turísticas de todo San Francisco, repleto de restaurantes especializados en platillos de mar y embarcaderos convertidos en centros de compras.

Un imperdible en Fisherman´s Wharf es Ghirardelli Square, sede de lo que antiguamente fue una popular fábrica de chocolate. Es un enorme inmueble transformado en 1964 en un amplio centro comercial, donde además de visitar las numerosas tiendas, restaurantes de cocina internacional y pasear por su encantadora placita, es posible saborear el chocolate que le ha dado fama.

“Es el mejor chocolate caliente que he probado”, se escucha decir, después del primer sorbo, seguido de un “espero que la crema batida nunca se acabe”. Hay helados, malteadas y postres.

Amor, diversidad y paz

Desde Fisherman´s Wharf, a bordo de otro vehículo célebre: un autobús rojo de 2 plantas, puedes hacer el recorrido por los barrios que han hecho célebre a la ciudad.

En 1848, la fiebre del oro de California atrajo a inmigrantes de diversos países, quienes en busca del preciado metal llegaron a asentarse en esta urbe, convirtiéndose en punto de encuentro de una gran cantidad de culturas, ideologías, razas y sabores.

Prueba de ello es el distrito de El Castro, conocido por su diversidad sexual y tolerancia. Se dice que durante la Segunda Guerra Mundial, la Armada de Estados Unidos envió a miles de hombres en servicio aquí, tras ser descartados por su condición homosexual.

Lee también: Jamaica al norte de Kingston; más que ron y reggae

Fue así como comenzó la influencia de la comunidad LGTB en este distrito que clama por la equidad. Con sus casas multicolores y la bandera de la comunidad LGBT ondeando en algunas de sus ventanas, este barrio cuenta con uno de los mejores ambientes nocturnos de la ciudad.

Alamo Square es otro punto de visita obligado; aquí se encuentran las llamadas “painted ladies”, siete pintorescas casas de estilo victoriano construidas a finales del año 1800, además del barrio de Haight-Ashbury, conocido por su “verano de amor”, un importante movimiento liberal que surgió en la década de los años 60.

De regreso en Union Square puedes optar por unas horas de shopping en esta zona que está rodeada de grandes almacenes como Macy´s, Saks Fifth Avenue y Neiman Marcus.

Por último, puedes disfrutar de un rico postre en Cheescake Factory, ubicado en la terraza del edificio de Macy´s, desde donde se observan los rascacielos de esta metrópoli a la que el cantante estadounidense Scott McKenzie rindiera tributo en su canción San Francisco, en mayo de 1967, ciudad donde, como bien dicta uno de los estribillos:

“Si vas a San Francisco vas a conocer a gente muy amable ahí”, ¡no lo dudes!

san-francisco-california