Responsabilidad social empresarial: lo que toda startup debe saber

La responsabilidad social empresarial en la vida del hombre en sociedad está influenciada por la economía y la política; la economía está en todos los ámbitos de un Estado y la política tiene que ver con la participación. Aquí una explicación que toda startup debe tomar en cuenta sobre ésta.

responsabilidad social empresarial

¿Cómo se produce la responsabilidad social empresarial en los empresarios?

La primera razón de ser de la responsabilidad social empresarial (de forma individual) con respecto a los demás, es que el actuar es personal.

Aristóteles nos dice que el Estado es virtuoso cuando todos los ciudadanos que forman parte de él son virtuosos. Así, partimos del individuo responsable en todos los ámbitos de su vida para llegar al concepto de responsabilidad social que implica la obligación de cada persona para buscar el bien común.

El hombre es libre de decidir, y en el ámbito económico se asocia para constituir una empresa, que en lo particular generará una influencia hacia todos los grupos de interés: accionistas, trabajadores, proveedores, clientes y gobierno. ¿Cómo se produce esta influencia? Respuesta: cada una de las personas que forman parte de cada grupo de interés tiene una  familia, la cual es la base de toda sociedad, por lo que en la medida en que cada individuo sea responsable en su actuar así también se reproducirá este actuar en la sociedad.

La empresa socialmente responsable debe necesariamente buscar un desarrollo sustentable o sostenible, el que de acuerdo al Documento de la ONU [para] reunir a un conjunto de acuerdos globales, se define como: “… el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (CMMAyD, 1987).

La sustentabilidad en las empresas socialmente responsables

Son tres los ejes sobre los que se basa la sustentabilidad en la responsabilidad social empresarial: el económico, el ambiental y el social (Elkington, 1997), y lo que de acuerdo al autor se debe considerar como “Las siete revoluciones de la sostenibilidad”:
empresa socialmente responsable

La revolución debe ser impulsada por la competencia en los mercados. Las empresas realizan sus negocios operando en los mercados que son más abiertos a la competencia, tanto nacionales como internacionales. Esto provoca movimientos económicos que van transformando nuestro mundo.

Cuando un terremoto golpea una ciudad construida sobresuelos arenosos o mojados, el suelo  se convierte en gelatina, edificios enteros pueden desaparecer en las arenas movedizas resultantes. En el orden mundial emergente, mercados enteros también pueden llegar a ser absorbidos, inclusive ramas industriales completas.

Aprender a detectar las condiciones del mercado y los factores que pueden desencadenar este proceso será una clave para la supervivencia del negocio en el futuro, ya que podrán prevenir con éxito.

En este entorno, un número creciente de empresas ya están encontrando desafíos por los clientes y los mercados financieros sobre los aspectos de sus compromisos en las tres líneas de la responsabilidad para lograr la sustentabilidad: económica, social y política.

Por otra parte, aunque vamos a ver, sin duda, ciclos continuos con base en las tendencias económicas, sociales y políticas más amplias, la presión irá creciendo cada vez más. Como resultado, los negocios se trasladarán a un nuevo enfoque, usando el pensamiento de las tres líneas de acción para construir a las empresas socialmente responsables.

Cuando los valores entran en la vida práctica de las personas, y por lo tanto de las empresas, se promueven cambios. La  mayoría de las personas dan por hecho que las empresas actúan dentro de un código de ética, pero no reflexionan sobre esto.

Tendremos que reaprender que las empresas están al servicio de la sociedad en general, dentro de cada sector de producción o servicios, sin perder de vista que las utilidades que se buscan, y que seguramente se obtendrán, se deberán ver reflejadas en una sociedad más justa y sustentable.

responsablidad empresarial

Los beneficios que la empresa socialmente responsable tendrá al basarse en políticas que busquen el bienestar general y que siempre esté dentro del cumplimiento de las leyes serán:

Reducción de costos, evitando en los procesos productivos emisiones de gases contaminantes; menor consumo de energía; mayor retención de talento, evitando despidos; mayores ventas e incremento del número de clientes, lo que conlleva incremento en el resultado económico y mayor capacidad para captar recursos financieros que permitirán llevar a cabo innovaciones. Seguramente se generará mayor confianza en los grupos de interés.