Reedwood Ventures, el fondo de Capital Privado para startups disruptivas

Reedwood Ventures, el fondo de Capital Privado para startups disruptivas

RedWood Ventures es un Fondo de Capital Privado agnóstico de industria que busca invertir en etapas tempranas de las mejores startups de base tecnológica.

Durante el Foro de Inversión Chihuahua, Alejandro González, manager de Reedwood Ventures nos comentó en entrevista sobre su fondo y su valor estratégico para este tipo de proyectos.

La misión es proporcionar recursos financieros y no financieros para impulsar el desarrollo de empresas disruptivas de base tecnológica que generen altos rendimientos para nuestros inversionistas.

Reedwood Ventures

Lo que hacen es invertimos en empresas en etapas tempranas, de cualquier industria con la única condición de que tengan una base tecnológica importante que represente altas barreras de entrada.

“Ya sea que la startup tenga inteligencia artificial, o una gran base de datos que puedas explotar de manera personal. Una patente o un modelo de utilidad registrado o por ejemplo empresas por su algoritmo de codificación crediticia”, explicó Alejandro González.

Su tesis de inversión funciona por 6 ejes rectores básicos: Startups de base tecnológica, con alto potencial de crecimiento y escalamiento, dispuestas a ser administradas con mejores prácticas corporativas.

Además de ser productos o servicios que resulten de innovaciones tecnológicas o comerciales, proyectos con impacto internacional, ticket inicial promedio 3 millones de pesos.

“Todos nuestros inversionistas tienen transparencia total sobre de qué forma y cómo de administra e invierte su dinero, cómo se da el proceso desde el inicio hasta el final”, agregó.

Valor estratégico

Parte primordial de lo que busca Reedwood Ventures es darle certeza y confianza tanto a inversionistas como a emprendedores.

“Parte de las grandes diferencias es la confianza que les proporcionamos a los inversionistas a través de todo este gobierno corporativo que hablábamos, pero también a los emprendedores”, matizó.

Desde el primer día que una startup pitcha se le hace llegar la información que debe presentar para obtener una inversión.

“En el momento en que uno de los emprendedores ya no cumplieron los requisitos se los vamos a tener que notificar tal cual, yo creo que una de las principales dolencias del emprendedor es que se lo traen mareando si sí, si no y puede durar hasta un año. Nuestro proceso trata de ser lo más claro y honesto posible, y siempre dura 4 meses”, concluyó.

error: Content is protected !!