¿Qué es y cómo conseguir financiamiento en una empresa?

Seguramente alguna vez te preguntaste cómo algunas empresas se han mantenido por encima de otras aunque pasen y pasen los años. ¿Cómo funciona el financiamiento?, ¿cómo pueden pagarle a tantos trabajadores?

Esas son algunas de las preguntas con las que has reflexionado mientras observas la publicidad en la calle o cuando visitas una tienda departamental o restaurante.

Llámese pequeña, gran o mediana empresa, todas deben tener un plan ya sea para expandir su mercado, para pagar diferentes servicios e incluso para cuando aparezcan nuevas competencias.

Ese “plan” se llama comúnmente: financiamiento. Se trata del mecanismo por el cual una empresa crece y se mantiene estable, así se generan recursos para diferentes proyectos dentro de la misma.

financiamiento efectivo

Financiamiento efectivo

Aunque sea un poco obvio, a veces se obtienen recursos de los mismos ahorros del dueño de la empresa, sin embargo no es la única forma de hacerlo. Por ejemplo, existen inversionistas que le apuestan al rápido crecimiento de empresas nuevas en el mercado y en las que generalmente no se confía para prestarles dinero. Esta forma de ayuda en el financiamiento de una empresa es conocido como capital de riesgo.

Un inversor de riesgo busca participar con el emprendedor de tal manera que cuando la empresa ha crecido lo suficiente, los fondos de riesgo se retiran y pueden vender la inversión a otra entidad que obviamente siga invirtiendo con el mismo fin.  Dichos inversionistas de riesgo están dispuestos a apostarle a proyectos con poca experiencia empresarial, pero que son innovadores en el producto a ofrecer.

También te recomendamos leer: ¿por qué fracasan las empresas?

Otras formas para obtener recursos son los créditos bancarios y hasta las hipotecas. Pero vamos por partes, existen dos tipos de financiación:

La interna o autofinanciación depende de los recursos generados por la empresa. Sin duda es mucho más fácil captar una financiación de este modo que con un préstamo ya que las exigencias para obtener uno, son muchas por la desconfianza que aparentan este tipo de empresas.

La financiación externa de la empresa son aquellos recursos que no provienen de la propia empresa puesto que esos no fueron suficientes para solventar ciertos gastos. Sin embargo el emprendedor se puede apoyar de ciertas entidades para solucionar ese problema.

como funciona un financiamiento

Y por si todavía no queda claro cuál es la mejor forma de financiación si tu empresa es nueva, aquí tienes algunas recomendaciones del portal pepeytono.com

Recomendaciones de financiamiento por Pepe y Toño

1) Nos recomiendan es hacer uso del  capital propio. Sin duda es la mejor opción porque jamás tendrás que pagar intereses y obviamente no debes devolver dinero a ningún banco o prestamista.

2) Podemos pedir dinero a familiares ya que generalmente no nos pedirán el pago de intereses si es que conocen nuestra responsabilidad y compromiso con el proyecto a emprender.

3) No es la mejor opción, o sea, pedirle dinero  a nuestras amistades ya que si no pagamos en tiempo y forma, no sólo el negocio tendrá se verá afectado sino también la armonía entre las dos partes.

Una de las últimas, y no tan recomendadas opciones es la del préstamo a los bancos, aunque de esa forma generaremos intereses; además son muchas las exigencias para solicitar un crédito. Sin embargo, si el préstamo lo solicitamos con entidades dedicadas a las PyMES se facilitará la aprobación, aunque el monto del préstamo será pequeño.

Buscar uno o más socios tal vez sea una opción si quieres emprender en el futuro próximo. Un socio es una persona que quiere invertir y participar en el riesgo de la creación de la empresa. Una de las desventajas de tener un socio es que siempre tendrás que recurrir a él para cualquier aclaración o sugerencia que afecte o beneficie el proyecto.

Ahora que ya sabes cómo y con quién decidiste emprender tu negocio, no lo dejes para mañana. El captar ingresos, es lo de menos. Todo está en la actitud.