¿Qué es el vesting y cómo funciona para tu empresa?

¿Qué es el vesting?, ¿Quieres incentivar la permanencia de los founders en tu startup? Esta herramienta legal puede ser tu mejor aliada. Un experto en el tema nos dice de qué se trata.

que-es-el-vesting

El cambio de la economía, así como de la mentalidad de toda una generación, han resultado en la innegable transformación del mercado laboral. Un reacomodo total. Parece ser que cada vez es más difícil para las empresas retener el talento que logran captar, pues muchos jóvenes valoran más la libertad y flexibilidad de trabajar en proyectos de emprendimiento que, aunque son de alto riesgo, garantizan una mejor calidad de vida.

Contractualmente, una persona puede comprometerse a trabajar o prestar servicios en favor de otra; sin embargo, el incumplimiento de la persona comprometida a trabajar o a prestar servicios, en caso de ocurrir, podría, cuando mucho, acarrear sólo consecuencias económicas en su contra, ya que el obligar a una persona a trabajar o a prestar servicios mediante el uso de la fuerza equivaldría a esclavitud.

Esta realidad representa un problema recurrente en el ecosistema emprendedor. ¿De qué manera pueden las startups incentivar la permanencia de los founders en la empresa? y ¿de qué manera pueden las startups incentivar la permanencia a largo plazo de sus “personas clave”? La respuesta consiste en alinear los intereses económicos del founder o de la persona clave, a largo plazo, a los de la startup.

El caso de los founders Juan y Pepe deciden formar “Startup X” para ofrecer un producto innovador que solucionaría un verdadero problema en la actualidad. Constituyen una sociedad (generalmente una S.A.P.I. de C.V.) para efectos de operar su proyecto, así como para poder recibir inversión de terceros. De manera exitosa, logran que un grupo de inversionistas ángel inviertan un millón de pesos en su empresa para fondear los primeros dos años de operaciones. Después de dicha inversión, Juan cuenta con el 40% de las acciones de Startup X, Pepe con otro 40% y los inversionistas se quedan con el 10%. Dos meses después de cerrar la inversión, Pepe corta con su novia y por el despecho decide dejarlo todo para irse a vivir a Playa del Carmen, a reflexionar sobre el sentido de la vida.

Cuando Pepe se va, se lleva consigo el 40% por ciento de las acciones de Startup X, así como casi todo el know-how tecnológico del producto en desarrollo. La compañía, sin contar con la colaboración de Pepe, falla en todas sus proyecciones, incluyendo el lanzamiento de su producto. Startup X se queda sin dinero y eventualmente muere.

¿Qué hacer para evitar esto? Startup X podría haber firmado un contrato de vesting con Pepe. El vesting para founders consiste en sujetar las acciones pertenecientes al founder en cuestión (en este caso el 40% que pertenece a Pepe) a una opción de re-compra en favor de la startup. Así, en caso de que el founder deje la compañía antes de cierto tiempo, la startup puede re-comprar parte de las acciones del founder que se va.

La opción de la startup de re-comprar las acciones del founder saliente disminuye conforme transcurre cierto plazo previamente acordado (a menudo cuatro años de vesting con un año de cliff). De esta manera, se incentiva la permanencia a largo plazo del founder en cuestión.

El caso de las personas clave en el vesting

Supongamos que Pepe nuca cortó con su novia, continuó trabajando para Startup X y durante casi dos años la empresa generó una tracción importante en el mercado. El éxito de Startup X no sólo es producto del trabajo de Juan y Pepe, sino también de la colaboración de un developer muy cotizado en el mercado llamado Imran.

Hay muchas startups buscando los servicios de Imran y ofreciendo sumas de dinero importante para que deje Startup X y colabore en nuevos proyectos. Imran, quien recibe de Startup X tan sólo un sueldo mensual, decide irse a trabajar para Startup Y. Entonces, Startup X, ante la salida de Imran, falla en el desarrollo de la versión 2.0 de su producto principal. Startup X se queda sin dinero y eventualmente muere.

¿Qué hacer para evitar esto? Startup X podría haber creado un “paquete de acciones” especial (ESOP-employee stock ownership plan) para incentivar la permanencia de Imran, así como de cualquier otra persona clave que resultara vital para Startup X.

Una vez establecido un paquete de acciones, la empresa celebra contratos de vesting con cada persona clave, mediante el cual se pacta el derecho de las mismas a suscribir acciones de la startup en cuestión, conforme transcurre determinado tiempo y/o se logran ciertas metas establecidas.

La diferencia primordial entre el vesting de founders versus el vesting de personas clave es que, en el caso de los founders, su salida de la startup causa una re-compra forzosa de sus acciones (si se va, la compañía “le quita acciones”). En cambio, en el caso de las personas clave, su trabajo continuo y cumplimiento de metas causa un derecho de suscripción y emisión de acciones en favor de la persona clave (si se va, la startup “no le da acciones”).

Considerando lo anterior, es de mencionar que los inversionistas ángel y fondos de inversión que invierten en startups a menudo exigen, antes de invertir, que la empresa en cuestión cuente con mecanismos de vesting tanto para con sus founders como para con sus personas clave. Lo anterior con el objeto de prevenir que la startup sufra de una “fuga de talento” en este nuevo mercado laboral tan competitivo.

El presente artículo es una opinión de su autor. Sin embargo, no constituye consejo legal particular hacia el lector. Se recomienda al lector asesorarse debidamente en función de su situación y sus necesidades concretas.

Si te gustó el contenido, te invito a leer otro artículo de Legalmind sobre cómo proteger tu marca.