El empuje que las pymes esperaban; Capital Funding Lab

El empuje que las pymes esperaban; Capital Funding Lab

Después de haber hecho carrera en bancas de inversión, y tener gran conocimiento de finanzas, Juan Carlos Maussan y Ricardo González se dieron cuenta de la necesidad de financiamiento a las pymes mexicanas, el poco acceso que tienen por parte de los bancos, y la carente valuación profesional de una empresa.

Así fue como decidieron crear Capital Funding Lab. Uno de los factores que determinaron para poder echar a andar su proyecto fue la valuación que se les hace a las empresas.

Ésta es un servicio muy caro para ser cotizado por las pymes, por lo que desafortunadamente una banca de inversión convencional no es viable para una pyme.

Capital Funding Lab está enfocada en empresas medianas con hambre de crecer y expandirse en el mercado, por lo que uno de los requisitos es tener al menos tres años de ventas, que su fondo mínimo sea de uno a 6 millones de pesos, y que tenga una estrategia estable de negocios de destino del financiamiento.

La plataforma de las pymes

Se trata de una firma de financiamiento colectivo de acciones o equity crowdfunding. Se autodenominan la primera plataforma de capital de crecimiento para empresas medianas en México.

En sus inicios buscaron nacer como una banca de inversión accesible a las pymes, para así brindar oportunidades para todo tipo de empresas, y mostrarles opciones más accesibles a los préstamos bancarios.

“Nos conocimos en Crece, la primera banca de inversión donde trabajé. En la universidad me ayudó con mi tesis, él es mucho mayor que yo, tiene como 49, yo 32. Me comentó que era interesante lo que realizaba en Crece. Me estuvo apoyando con mi tesis”.

“Desde ahí hicimos buena mancuerna; tiempo después me habló, estaban buscando un analista. De todos las tareas que había tenido, la que más me había gustado era la de banquero de inversión”, recuerda Ricardo González, director operativo de Capital Funding Lab cuando habló de cómo conoció a Juan Carlos Maussan.

De ahí empezaron a trabajar sobre una idea de plan de negocio. Como resultado de seis meses de trabajo vino la idea del equity crowdfunding. “Es genial la idea de fondear todos un proyecto y que sea accionario”, expuso.

Con este sistema de financiamiento accionario pretenden conectar a las empresas de alto potencial con inversionistas que buscan rendimientos atractivos.

Para esto determinan los objetivos: apoyar a las medianas empresas en la obtención de capital accionario para acelerar su crecimiento, y presentar atractivas oportunidades de inversión al público inversionista seleccionadas mediante una sólida y ampliamente reconocida metodología de análisis.

Portafolio Capital Funding Uno de sus principales casos de éxito fue Acapulco Golden, una cerveza artesanal parecida a una lager, creada en 2014 por un grupo de abogados visionarios.

“Ellos se pusieron en contacto con nosotros. Así empezamos con el análisis básico para cualquier selección. Hacer una valuación de tu negocio en marcha. Se trataba de decir: ‘A ver, ¿cuánto vale tu negocio?’. Crear un plan de negocios a futuro bien estructurado para saber cómo vas a crecer sin inyección de capital, y plantear objetivos a futuro para saber hacia dónde piensa ir la empresa”, apuntó Ricardo.

En el proyecto de Acapulco Golden se trabajó cerca de cinco meses para estructurar todo. En éste se esperaba una inversión de 2 millones con miras a tres años. El evento fue todo un éxito.

En 2017, después de triplicar su producción, y llegar a 50 puntos de venta en 5 ciudades, la empresa requirió capital para continuar con su exitoso crecimiento con un sólido plan estratégico ligado a una atractiva oportunidad de inversión, por lo que la acercaron a inversionistas ángeles.

Otro de los proyectos que tienen es ‘ELT’ (Escuela Libre de Tráfico), una app que busca facilitar y mecanizar la forma en la que los padres recogen a sus hijos de las escuelas para no causar tanto tráfico.

También están como banqueros de inversión con la empresa ‘VERSE Technology’, empresa enfocada al IoT en la parte industrial y agrícola, que se dedica a la transmisión, control y monitoreo simultáneo de variables que conectan posibilidades del trabajo industrial.

Sobre la ley Fintech

“Por lo que he leído, investigado y escuchado; viene muy fuerte”, comentó el director operativo de capital Funding Lab; quien asegura que ya empezaron a tomar medidas contra esta nueva ley al asociarse con un gran despacho jurídico en México.

No obstante, aún así afirmó que aunque siempre es preferible estar regulado. Sí siente un tipo de peligro con esta nueva legislación que se acaba de aprobar el pasado 1 de marzo.

“Aunque creo que puede ser un poco perjudicial para nosotros, si dejan la ley como está ahora, con tantas restricciones, debería impulsar a las plataformas de crowdfunding no limitarlos”, opinó.

error: Content is protected !!