Punto Central, combatiendo el miedo a emprender en Durango

Punto Central, combatiendo el miedo a emprender en Durango

Hay habilidades que aprendemos y otras que ya se heredan. Tal es el caso de Carolina y David Cabrera, quienes además de ser hermanos, también son socios.

Foto de Facebook: Punto Central

Por Irais Ramírez

Ella es la hermana mayor. Estudió Investigación matemática en la Universidad de Guanajuato. Antes de comenzar con Punto Central, tenía una franquicia de productos de acero inoxidable.

David tiene 25 años. Estudió Ingeniería industrial en el Tecnológico de Durango, actualmente es proveedor de Infonavit. Cada uno, enfocado en temas diferentes. Pero a la hora de emprender, juntos llegaron a un mismo sitio: al Punto Central.

Emprendiendo en familia

Todos sabemos que emprender no es fácil por las tantas dificultades que se se atraviesan a la hora de iniciar. Sin embargo, con buenos cimientos familiares, la perspectiva cambia un poco.   

“Nuestros papás siempre nos han dicho que es mejor emprender, ellos siempre lo han sido”, agregó David.

“Debido al miedo que existe en Durango, se mantiene un bajo nivel de emprendimiento. Muchos negocios se van a la quiebra por los tantos gastos que genera esta situación. Es justo ahí donde surge la idea de crear un espacio para que las nuevas empresas de Durango puedan emprender sin miedo”, agregó Carolina.

Combatiendo el miedo

Crear un espacio de coworking en Durango fue nuevo, tanto para Carolina y David, como para la comunidad. Era un concepto poco conocido, hasta que ellos llevaron el primer coworking a este bello estado.

Para disminuir el miedo del emprendimiento, los hermanos Cabrera dieron a conocer el concepto de coworking, que como todo, al inicio es complicado cuando se trata de un tema poco usual.       

Para ellos, la mejor respuesta a esta área de oportunidad fue crear Punto Central, y ayudar a los emprendedores a perder el miedo.

De este modo, las nuevas empresas se olvidan de tener que asumir gastos extras del alquiler como: luz, el teléfono, internet, resanar alguna pared si tiene algún desperfecto… Todos esos pequeños detalles que al final se convierten en un gasto más.

La presencia de este concepto es más sonada en los estados de la república más desarrollados. Es por eso que los hermanos Cabrera consideran que traer esta idea a Durango es una forma de ayudarlo a crecer en este ámbito.

“Sabemos que en cualquier tipo de negocio se realizan ventas”, puntualizó Carolina.

Por esa razón, en Punto Central cuentan con oficinas virtuales que permite que sus ocupantes puedan salir a buscar esas ventas, cerrar negocios, servicio de recepción, entre otras actividades propias de una gran corporación.

 El valor agregado

Cuando Punto Central inició, se realizó el primer evento de una plataforma virtual donde profesionales visuales expusieron sus trabajos. Ahora mismo ya esperan a que, en su primer aniversario, se repita este evento.

Además, para contribuir con el crecimiento de sus ocupantes, imparten cursos de marketing digital para hacer crecer sus negocios. Y a su vez, ayudan con publicidad a fuera del coworking para que tengan mayor difusión.

error: Content is protected !!