¿Sabes por qué fracasan las empresas en México?

Enlistamos los problemas más comunes a los que se enfrentan las empresas en México, a fin de reconocer y no caer en los mismos.

empresas en MéxicoEl escritor británico Irvine Welsh señaló que “sólo se aprende a través del fracaso, y lo que se aprende es la importancia de la previsión”. Esta observación es relevante si se considera que la mayoría de la información sobre emprendimiento en México está repleta de historias de éxito.

En el país, tan sólo 10% de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) logran llegar a los 10 años de vida; mientras que 75% de los nuevos negocios fracasan antes de los dos años, de acuerdo con cifras difundidas por el Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial (CETRO-CRECE).

En las economías emergentes, incluyendo la mexicana, las Pymes tienen asignado un papel fundamental como agente de cambio económico. Por los acuerdos comerciales que se han conseguido en los últimos años, las cuatro millones 15 mil Pymes mexicanas generan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% del empleo del país, según lo señala el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De ahí la importancia de instrumentar acciones para mejorar el entorno económico y contribuir con la consolidación de las Pymes. Esta manera de pensar ha estimulado movimientos como Fuck Up Nights, propuesta que pretende recopilar los fracasos de los emprendedores con la finalidad de difundir e impulsar el saber entre la comunidad.

fuck up night cdmxDe acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas 2015 (Enaproce), financiada por la Secretaría de Hacienda, Bancomext y el Inadem; organizada por el INEGI, en tres años se duplicó el número de emprendedores en el país.

Con esta antesala, te presentamos algunas de las principales causas por las que los emprendedores nacionales pueden conocer el fracaso antes de alcanzar el éxito.

Planeación defectuosa en las empresas en México

Una buena parte de las empresas nacen sin ninguna planeación y, de hecho, en su mayoría son el resultado de la intuición o de la simple observación de compañías similares que han tenido éxito en su sector.

En algunas ocasiones, en estas empresas la inversión neta es reducida, debido a que su planeación es defectuosa y la administración es ineficiente, lo que se traduce en un consumo de capital que constituye un obstáculo para el desarrollo económico de la misma.

Muchos inversionistas no contemplan la necesidad de examinar factores como la ubicación y la promoción; incluso, en múltiples ocasiones se subestima la magnitud de las inversiones necesarias para tomar las riendas de la organización.

Mala política de reinversión de utilidades

Las empresas fracasan por su pésima política de reinserción de utilidades, no toman en cuenta la reinversión para la modernización del negocio y para la adopción de técnicas que las capacite en un mediano plazo para competir con algunas ventajas en su sector.

El problema de la supervivencia de la empresa radica en una acertada política de distribución de dividendos durante las épocas de abundancia, esto le permitirá sobrevivir durante aquellas poco beneficiosas.

Falta de desarrollo de nuevos métodos de producción

En un entorno increíblemente acelerado como el actual, la clave del éxito es la innovación —ya sea en productos, métodos o diseños—, y la capacidad para llegar al mercado antes que nadie. En la manufactura, como en otras áreas, los sistemas de producción en masa se han vuelto obsoletos.

En las áreas de producción se observa una reducción de la dimensión de las estructuras, lo cual permite una mayor adaptabilidad a los requerimientos del cliente; esto quiere decir que las plantas más pequeñas pueden cambiar sus programas de fabricación y sus productos con mayor rapidez, por lo que requiere menor movimiento de materiales y su dimensión reducida crea mayor solidaridad en el equipo de trabajo.

Empresas en México: limitada capacidad de administración

La mayoría de los fracasos se debe a una estrecha visión sobre la administración del negocio. Conceder créditos con poca inteligencia, perder el control de los costos y los gastos, no comprender la relación que existe entre los inventarios con la producción y las ventas, así como el inadecuado manejo de las finanzas, son algunos de los síntomas de esta causa de fracaso.

También te recomendamos leer 4 tips para presentar tu idea ante inversionistas. Descubre cómo no sólo las empresas en México se conforman de un modelo clásico de negocios. 

La administración implica la habilidad de lograr metas de funcionamiento y de resultados, además de saber dosificar la energía humana para la producción y distribución de mercancías o servicios. Pretende mantener a bien a los diferentes elementos que integran la solvencia del negocio.

Ahora ya lo sabes, el éxito de una empresa se debe a la correcta elección de los principios que llevarán el negocio a producir buenos resultados. La combinación de estos factores se traduce normalmente en un hecho muy concreto: las operaciones de las empresas arrojan resultados desfavorables; en otros términos, las compañías “se van a pique”.

De lo anterior se desprende que el fracaso es una oportunidad para comenzar a apuntalar una nueva experiencia empresarial.