Antes de pitchar tu idea o proyecto, debes paténtarlo

Para que tu idea o invento sea patentable debe considerarse nueva y no haberse divulgado antes, ¿gran problema, cierto? No te preocupes, aún tienes una alternativa.

Tienes una idea* y ya estás listo para salir a levantar capital; armas tu pitch , mandas más de 50 mails a posibles inversionistas y te preparas para presentar tu proyecto a la comunidad. Durante la presentación, hablas sobre la idea, el modelo de negocio y describes tu invención. Fue tal el éxito que sí lograste levantar capital.

idea

Pasa más de un año desde tu ronda de inversión y contratas a todo tu equipo. En poco tiempo, tienes el primer prototipo para salir al mercado; entonces es momento de proteger tu idea o proyecto. Sólo hay un pequeño problema: es posible que tu invención haya perdido la “novedad” y ya no puedas patentarla. En México, para que una invención sea patentable deber ser novedosa y susceptible de aplicación industrial1, es decir, que no se encuentre en el estado de la técnica.

Estado de técnica

¿Y qué significa estar en el “estado de la técnica”? Es el conjunto de conocimientos técnicos que se han hecho públicos mediante una descripción oral o escrita, por la explotación o cualquier otro medio de difusión o información, dentro y fuera del país. En resumen, antes de iniciar el desarrollo de tu proyecto e invertir en el mismo, realiza una “búsqueda del estado de la técnica” para ver si tu invención es objeto de una patente y/o si existe algo igual o similar. Para que sea considerada nueva y pueda ser patentable, no debe de haber sido divulgada con anterioridad. Ahí es donde viene el problema: al presentar tu pitch en algún evento, tu invención se toma por divulgada y deja de ser considerada “nueva”.

Lee también: Cuando no ves con los ojos, aprendes a mirar con el corazón- Entrevista a Lorena Guillé-Laris de Cinépolis

Este escenario, más usual de lo que nos gustaría imaginar, es un problema para los emprendedores, pues caemos en el dilema del huevo o la gallina, es decir, para patentar la invención, requieres de capital y para levantar capital, necesitas divulgar la invención. Pero no te espantes, tenemos buenas noticias.

No obstante que se haya divulgado, hay una regla especial para poder patentar la invención. Para esto, la solicitud se debe de presentar dentro de los siguientes 12 meses, tras la primera divulgación o uso, y se sigue entendiendo como protegible y “novedosa”.

Por lo anterior, te recomendamos ampliamente presentar la solicitud de tu patente antes de pitcharla a posibles inversionistas o en su caso, ingresar la solicitud antes de que pase dicho periodo de protección. Tener la exclusividad de una invención mediante un Derecho de Propiedad Industrial puede significar una enorme ventaja comercial frente a las demás startups, además de que es un gran activo al momento de hacer la valuación de tu startup.