PATOS, el calzado artesanal con impacto social

El joven Fernando Rojo, además de ser estudiante de diseño web de 21 años y estudiante de la UPenn, es el CEO de la línea de calzado artesanal PATOS; marca de calzado deportivo peruano hecho a mano, que se ha posicionado fuertemente entre la Generación Z y los millennial.

Los zapatos asemejan una mezcla de construcción similar a proyectos comunes con auténticos textiles latinoamericanos.

Fernando Rojo, CEO de PATOS

Desde su exitosa campaña en el crowdfunding Kickstarter en 2016, PATOS ha crecido a pasos firmes, contratando a más de una docena de artesanos peruanos, con la venta de sus productos en más de 15 países.

Una oferta de convertir una idea de dormitorio en una marca global con seguidores de culto.

Emerge una idea

“Mientras visitaba a mi familia en Argentina, Rafael, un artesano que vendía ropa de mujer con coloridos e intrincados textiles en una feria artesanal local me contó su difícil historia, me inspiré para asociarme con él y venderle sus zapatos en los Estados Unidos. Comencé mi viaje de dos años para crear PATOS” comentó Fernando.

Por su experiencia en Estados Unidos se dio cuenta la influencia que tenía Europa en la industria de calzado deportivo.

Mientras tanto, la moda dominante descuidó los hermosos textiles de América Latina y explotó a sus trabajadores.

“Nunca entendí por qué no había zapatillas de deporte frescas acentuadas por estos textiles en los EE. UU.”, nos platica.

Manufactura artesanal de calzado PATOS

Atención personal a los clientes

Asimismo comenta que su éxito en PATOS se debe a la personalización en redes sociales y en su marketing.

“La gente quiere hablar con personas, no con robots”, dice DJ Corbett, Director de Felicidad del Cliente de PATOS.

“Queremos construir relaciones reales con las personas que se unen al movimiento PATOS”, explica.

Como resultado: el 72 por ciento de sus clientes abren correos electrónicos personalizados de Corbett.

Más del 50% responden, una cifra significativa en comparación con el promedio del 16% de la tasa de apertura del comercio electrónico.

Misión social, núcleo del modelo de negocio

El aumento de marcas de impacto social como PATOS, Warby Parker y TOMS destaca la relevancia de hacer las cosas bien en las decisiones de compra de la ‘Gen Z’.

“Simplemente una causa benéfica ya no es suficiente. Su misión tiene que ser fundamental para sus funciones como marca y así no sentirse forzado”, explica Rojo.

Para PATOS, implica empoderar artesanos latinoamericanos proporcionándoles empleos sostenibles.

Y permitirles preservar sus técnicas artesanales centenarias al tiempo que acceden a una audiencia global de consumidores.

Corbett expone que su marketing personal es lo que la gente busca al comprarles su calzado de estilo cómodo y artesanal, sin embargo, es la misión social lo que lleva a los clientes a hacer compras repetidas y contarles a sus amigos acerca de la marca.

Por esto, PATOS coloca en cada caja  una imagen del artesano que las hizo, recordandoles el impacto que tuvieron.