NXP, el gigante silencioso de los semiconductores

NXP, el gigante silencioso de los semiconductores

Al igual que todo el la vida, los grandes productos tecnológicos necesitan de pequeños componentes para funcionar, en este caso son los semiconductores.

Por: Jessica Acosta

Nos encontramos en una era en la que la tecnología juega un papel muy importante en nuestras vidas; es casi imposible que una persona se encuentre totalmente desconectada de ella.

Por lo menos cuenta con un artículo o utiliza un servicio que se actualice constantemente para tener un funcionamiento eficaz.

En la actualidad, la mayoría de los objetos de uso cotidiano incluyen un microcontrolador en su sistema.

Un buen ejemplo de ello son los microondas, que en su fisonomía contienen un microcontrolador, el cual le permite realizar funciones tales como calentar, descongelar, etc.

Este dispositivo está programado para ejecutar funciones específicas al momento de presionar los botones.

Entonces, los microcontroladores son componentes  que permiten a un objeto cumplir determinadas tareas.

Versatilidad de los microcontroladores

NXP es una empresa dedicada al ramo de los semiconductores, es decir, microcontroladores.

Los semiconductores en términos de tecnología representan innovación, ya que aprovechan las necesidades de la sociedad al utilizar pequeños circuitos capaces de desarrollar funciones complejas con un bajo consumo de energía.

Esto en consecuencia provoca que las acciones que antes podían llegar a ser complicadas o tediosas las convierta en algo tan sencillo como sería presionar un botón.

El sector automotriz es uno de los que NXP tiene mejor cubierto ¿Qué tienen que ver los microcontroladores con un automóvil? Sirven para el óptimo desarrollo de acciones definidas.

Tales como la temperatura del aire acondicionado, sistema de navegación, sistemas de seguridad (bolsas de aire), consumo de combustible, control de luces, antirrobo, entre muchas otras funciones como el los autos más sofisticados, como lo es el modo automático al momento de estacionarse.

“Somos una empresa lo suficiente grande para jugar en cualquier industria, no sólo automotriz”, explicó Alejandra Guzmán Castellanos, ingeniera de aplicaciones en NXP.

La empresa aborda problemáticas para dar solución a temas como la eficiencia energética, dispositivos portátiles, seguridad personal y nacional.

NXP, detrás de los grandes

Empresas como Apple, Samsung, Bosch, Continental, Ericsson, Gemalto, Giesecke, Devrient, Huawei, Hyundai, Kona, Nokia Networks y Panasonic son tan sólo algunas de las marcas que utilizan los microcontroladores de NXP para  poder incorporar mejoras favorables.

El software con el que vienen cargados los microcontroladores de NXP permiten que los chips sean programados para realizar las acciones que el cliente desea que cumpla un producto, sin importar cual sea la tarea.

Los microcontroladores pueden ser programados según lo que se necesite para obtener una mejor versión.

NXP impulsa y promueve un mundo en el que la tecnología se convierta en una herramienta dotada de conexiones seguras, con una infraestructura que sea inteligente.

Con más frecuencia la industria se ven obligadas a automatizar o volver más sencillos sus procesos, ya que los avances tecnológicos y las necesidades personales demandan que el uso de un producto, objeto, cosa o servicio sea más rápido.

El tiempo es como un tesoro, un recurso que no nos podemos dar el lujo de desperdiciar; si existen dispositivos que tengan la capacidad de hacer más ágil la realización y el cumplimiento de las actividades diarias representa una gran ventaja al ahorro de tiempo.

error: Content is protected !!