Madres empresarias: las tres puertas del éxito- #StoryTelling

La vida de Vanesa Rodríguez, Carmina Cisneros y Angélica Meza hoy está envuelta en negociaciones, decisiones y la experiencia de ser madres empresarias.

madres empresarias

Vanesa Rodríguez Vences, socia en BusinessKids y directora de Vizal Consoulting. Foto tomada por Karina Ñique en Garage Coworking.

Tres historias con un mismo objetivo: emprender

“Empecé a trabajar muy joven de soltera, pero como las mujeres de mi generación, interrumpí cualquier actividad profesional para casarme.

A los ocho o 10 años de casada me estaba volviendo loca en mi casa y decidí empezar a trabajar. Encontré una buena oportunidad en una compañía de cosméticos con el cargo de directora de capacitación, de ahí pasé a directora de mercadotecnia y estuve ocho años en esa empresa”. Fue así como Carmina Cisneros comenzó en el mundo de los negocios.

“Comencé a hacer artículos sobre qué es la violencia, qué es la indigencia; si le das todo a los niños o pones límites, y así poco a poco fui aprendiendo todo tipo de crianza y conocí a más gente de asociaciones civiles, terapeutas y médicos”.  Así es como ser madre ha sido una meta para la revista Amigos, de Angélica Meza.

“Yo inicio en el mundo del emprendimiento a los 24 años. Tener una vida de mamá cambia tu vida profesional. Después me embarazo y con el primer pequeñito: Leonardo, decido trabajar en una Big Four, un despacho contable a nivel internacional, en teoría de medio tiempo”. Una de las madres empresarias,  Vanesa Rodríguez .

Primera puerta del éxito: Angélica Meza

las madres más exitosas

Angélica Meza, directora de la revista Amigos. Foto tomada por Karina Ñique en Garage Coworking.

Angélica Meza siempre ha sido una madre dedicada en temas de crianza y justicia para niños, gracias a ello decidió hacer la revista Amigos, un medio que busca informar a los padres sobre temas relacionados con la infancia, entre otros de cultura para los infantes.

“Después de que nació mi hija Mayte, yo quería mostrarle el mundo de los museos, el teatro, el cine y de esa forma ella, poco a poco, tomará como suyo un gusto mío. Fue así que me di a la tarea de buscar páginas en internet que tuvieran toda la programación de internet para niños, pero no había muchas y las que encontré no estaban actualizadas, entonces primero me comuniqué con todos los museos y centros culturales de la ciudad”.

La carta…

“Soy abogada y escribí una carta muy bonita acerca de Amigos; inventamos un nombre. Fue un proceso de algunos meses. Yo conseguí los domicilios y todos los correos de los museos”.

Me preguntaron: ¿Qué quieres?, ¿tu programación?, ¿me vas a cobrar?

-No, sólo quiero ver toda tu programación, contesté.

“Y así fue que hicimos convenio de colaboración con todos los museos y centros culturales de la Ciudad de México: yo lo editaba y presentaba una página diferente”.

“Yo la verdad es que fui muy aprensiva, me costaba mucho embarazarme y no daba crédito a que un niño de cinco o seis años ande solo por la vida; eso se llama violencia, pero en lugar de juzgar a sus padres o a quien tenga su cuidado,  comencé a escribir sobre temas de crianza en la niñez”.

Segunda Puerta de la constancia: Vanesa Rodríguez

entrepreneur mother mexican

Foto tomada por Kaina Ñique en Garage Coworking

“Trabajaba para un gran corporativo. Ahí tenía horario de entrada, pero no salida. Cuando me embaracé, no era bien visto en el mundo de los contadores, entonces empecé a salir a las siete u ocho de la noche. No eran horas de salida razonables”.

“Mi niño comenzó a crecer y busqué otras opciones de trabajo en el área de contaduría; encontré uno con horario de medio tiempo. Fue en el 2010, ya mi niño tenía tres años y medio. Ahí comencé a combinar la vida de mamá con la vida laboral. Cuando estaba pequeño, mi mamá me hacía el favor de cuidarlo y más en las temporadas altas”.

“Cuando hacíamos auditorías externas de mayo a julio teníamos horarios 24 por 24, salíamos en la madrugada y entrábamos a las 7:00 u 8:00 de madrugada. Con el tiempo decidí dejarlo”.

“Después trabajé en Westhill Institute. Fue cuando se me dio la oportunidad de trabajar y ver a mi hijo en el mismo colegio. Él estaba de 8:00 a 3:00 de la tarde y yo de 8:00 a 5:00, eran dos horas donde si se me complicaba y se me partía en dos la vida, porque el niño quería atención y quería jugar, pero él no me entendía que yo seguía en el trabajo. Así comencé el arduo camino”.

Tercera puerta de la experiencia: Carmina Cisneros

Carmina Cisneros empresarias exitosas

Carmina Cisneros, directora de Gisele Delorme Beauty Bar & City Spa México.

“Quise incursionar en algo más grande, más internacional. Entonces vi en un periódico la oportunidad de trabajar como directora de ventas. Fui con mi currículum y para mi sorpresa me contrataron”.

“Fue muy curioso porque llegué con mi folder, se abrió el elevador y me encontré con una sala, así como ésta (la sala de juntas de Garage Coworking), llena de hombres con trajes obscuros con sus portafolios y entonces dije: ‘creo que me equivoqué’, con esa incertidumbre de que las mujeres apenas comenzábamos a colaborar profesionalmente, me volví al elevador, vi de nuevo el anuncio que decía ‘persona con conocimientos de ventas’, volví, entregué mi currículum y me contrataron. Eso para mí fue una gran experiencia. Estuve ocho años en Nature’s Sunshine.

La pregunta del millón para madres empresarias

¿Cuántos años tenían sus hijos cuándo fundaron su primera empresa? 

Carmina Cisneros

-Mi hija tenía como 15-16 años, ya era mi socia.

¿Ya la integró dentro de la empresa?

-Sí, ella siempre ha sido muy emprendedora y mi idea como la de cualquier mamá que tiene un negocio era que mi hija siguiera mis pasos, pero cuando salió de la universidad dijo: “mamá yo mis negocios, tú los tuyos”, después de un año me dijo: “yo quiero mi propio negocio”.

Vanesa Rodríguez

Justo cuando nació mi segundo pequeño. La constituimos en el año de 2014, pero nació la idea en el 2013.

Madres empresarias al camino del éxito

¿Cómo fue la entrada a las empresas que tienen actualmente?

Así es como se forjo la entrada al éxito de las madres empresarias:

“Conocimos a Maricarmen Cabrera, que es la dueña del concepto de BusinessKids, nosotros fuimos a una exposición en el WTC para darnos a conocer, invertimos en el stand, y ahí estaba el de Maricarmen. Ella todavía no lanzaba las franquicias. Ahí fue el contacto. En octubre de 2015 entre mi esposo y yo, nos gustó la idea, invitamos a la familia para que nos ayudara a fondear y lo adquirimos como BusinessKids”.

“Actualmente estamos en el coworking WeWork con nuestra empresa de consultoría: Vizal Consulting y enseñándoles a nuestros hijos el mundo de las startups”. Así comenzó la nueva etapa de empresaria de Vanesa Rodríguez Vences.

“La empresa no surgió como ‘voy hacer mi empresa’, surgió después de que quedará desempleada. A partir de ahí, surgió la revista Amigos,  que formalmente nació en mayo del 2011 como un medio de comunicación especializado para actividades para niños y niñas, por lo que tenemos alianza de trabajo con casi todos los museos y centros culturales del país, para mes a mes presentar la programación más completa de actividades para divertirse en familia”.

“Empecé sola y después de adquirir mi empresa en Francia, fue una aventura un poco loca porque empecé a los 60 años, que ya no es edad de empezar, pero ahí ya contaba con la ayuda de mi socio. Somos socios en la vida y en los negocios, es mi pareja y nos turnábamos en París. Él estaba dos meses allá y nos estuvimos alternando, además tuve mucho más apoyo que la primera aventura”. 

las empresarias con más poder

“Es difícil ser madre, es difícil ser hija, pero ¡cuánto más es ser dos cosas al mismo tiempo!” Gritos de Papel, Carmina Cisneros

“Ahora tengo las franquicias de spa: Gisele Delorme, que con 50 mil pesos te damos asesoría personalizada. Ayudamos a mujeres que quieren convertir ese sueño de tener su primer negocio”, finalizó Carmina Cisneros, invitando a otras mujeres y madres empresarias que como ella están en la lucha de ser exitosas.

Queremos agradecer a nuestros amigos de Garage Coworking por recibir a nuestras madres empresarias. Te invitamos a conocer más sobre qué es un coworking, aquí.