Los 10 secretos de la comunidad china para tener éxito al emprender

Los 10 secretos de la comunidad china para tener éxito al emprender

Como occidentales concebimos la forma de emprender de una cierta forma, pero en un mundo globalizado es difícil no querer voltear a ver lo que se está haciendo del otro lado del océano, principalmente en el gigante asiático, por eso hoy te traemos los 10 secretos de la comunidad china para tener éxito al emprender.

1- No pedir préstamos al banco

El principal obstáculo al momento de empezar una empresa es la financiación, pero la comunidad china lo resuelve de una simple manera, prestamos familiares o entre amigos con una taza del 0% en impuestos.

Quienes prestan dinero lo hacen porque en su momento a ellos también les prestaron dinero.

Mientras que en la sociedad occidental el préstamo es considerado sólo para algo de auxilio, en china el préstamo es un obsequio.

Empresarios chinos dedicados a la conservación de la biodiversidad

 

2- Empezar cuanto antes

En la cultura china en el momento que se adquiere el capital exacto para abrir un negocio se inicia ese negocio, además  es mal visto pasar toda la vida trabajando para terceros.

La edad media del empresario chino está en los 23 años aunque muchos también inician desde los 18.

No tienen miedo a fracasar, pues la cultura les enseña que el fracaso les dará experiencia para el próximo negocio.

3- Elegir un buen local comercial y barato

En occidente al empezar un negocio se pretende empezar por todo lo alto.

Mientras que en China lo primero que se hace son estudios de mercado, en pequeños barrios de las ciudades más valoradas de cada país, que estén infravaloradas pero con gran potencial para abrir una empresa.

Localizan un sitio económico con mucho potencial para trabajar.

4- La competencia se ve con buenos ojos

El razonamiento chino es que si se agrupa a todas las empresas en un barrio al comprar en una empresa también se comprará en la otra.

Mientras que en occidente vemos como algo malo a la competencia, en china es algo agradable y más aún si copia nuestro negocio (eso significa que algo se está haciendo bien).

5- Nunca conformarse con un solo negocio

El empresario chino tiene más de un negocio, “es importante no tener todos los huevos en una misma cesta”.

En cuanto un negocio es rentable automáticamente lo gestiona mediante terceras personas y abre otro negocio buscando la misma rentabilidad, así no se vuelven esclavos de su propio negocio.

6- Nunca tener apego al negocio

A los chinos no les gusta remar contra corriente, si un negocio no está dando activos, no se esperan a acumular pérdidas.}

Normalmente esperan obtener beneficios el primer año, y una taza de crecimiento de un 20% en los años siguientes.

Si no tienen esas tasas de rentabilidad no dudan en echar por tierra el negocio y abrir otro diferente.

“Un negocio es un negocio, no un hijo, déjalo ir”.

7- Dar al cliente lo que pida

Algo que distingue al emprendedor chino es que por un solo cliente que pregunte por un producto que él no tiene es suficiente para ponerse de inmediato a buscar un proveedor de ese artículo.

“Escuchen al cliente e intenten tener de todo para no perder una sola venta”.

8- Trabajo y ahorro estricto

Una afirmación que en occidente podría sonar descabellada es la de “trabajo y ahorro aunque no viva tan bien”.

Los chinos saben que si se trabaja duro el negocio o negocios en algún momento serán rentables y podrán mejorar su condición de vida, pero no intentan mejorarla antes de tener una liquidez.

9- Salir de sectores saturados

Cuando un sector está saturado, buscan otro. Son especialistas en detectar ideas de negocio.

10- Paga siempre tus impuestos

Saben que puede haber más problemas si son detectados por Hacienda evadiendo impuestos,  por lo que prefieren  ponerse a cuentas con sus pagos e incluso solicitar de esta forma algún tipo de fondo o apoyo al gobierno.

error: Content is protected !!