Izakaya Kura, comida japonesa más allá del sushi

Si quieres probar algo más tradicional de la comida japonesa, Izakaya Kura, ubicado en la lista de los 120 mejores de nuestro país, es el indicado para ti.

Al subir los cuatro escalones para entrar al restaurante japones,  Izakaya Kura y escuchar en coro “¡irasshai!”, sabes que te has elevado un poco para disfrutar de algo sublime.

La calidez de la luz y de sus meseros te acogen en varios ambientes: las mesas largas que incluso puedes compartir con otros grupos, mesas más pequeñas y privadas, la barra o la terraza. La ambientación y las conversaciones de los clientes japoneses, que han acogido bien al sitio, te hacen sentir en un auténtico izakaya y dan garantía de que lo que vas a probar es comida japonesa genuina.

Isakaya Kura se inauguró el 1 de abril de 2016 y es dirigido por Hiro Hosaka y Takeya Matsumoto, su chef. No ha pasado su primer aniversario y ya fueron catalogados dentro de las mejores aperturas de 2016 por varios medios como Life and Style, Hotbook, Animal Gourmet y Sibarita.

Los “izakaya” son establecimientos para tomar algo, similares a los bares de tapas españolas, donde los clientes ordenan una variedad de pequeños platos que pueden ser compartidos en la mesa.

Son uno de los tipos de restaurantes en Japón más comunes y son los puntos más populares para encontrarse con amigos y coworkers.

comida-japonesa-kuraEl menú es variado, podrás elegir entre diversas entradas, platos de mar, de tierra, sopas, ensaladas, arroces, brochetas de asados en carbón, bincho tan (robata), sashimi, sushi y más platillos en los que la presentación, los colores, el sabor y la frescura de los productos son básicos para quiénes los han creado de la mano del chef y socio Takeya, con quien platicamos acerca del proceso de creación y crecimiento del izakaya.

El chef comenta que aunque las recetas son originalmente japonesas, sí incluyen ingredientes mexicanos con los que no dejan de experimentar, pues siempre están “en la búsqueda de ingredientes raros o diferentes para agregar al menú y sorprender a los comensales”.

Izakaya Kura- sushi

Además del menú tradicional, ofrecen uno especial por temporada, el de invierno lo recomiendan desde el 16 de diciembre y durará tres meses.

Uno de sus éxitos es el postre Mochi Helado, que debido a su preferencia será parte del menú permanentemente. Se trata de una pasta de arroz preparada en Kura, con textura esponjosa y suave que envuelve el helado de la casa, de sabores como té verde y lychees, todo ello rodeado de frutas frescas delicadamente cortadas y decoradas con flores y pétalos comestibles, dando la sensación de comer nubes dulces con lo más exquisito de la tierra.

 

Si de probar algo típico japonés se trata, Takeya nos invita a degustar el plato llamado Takana Natto, que son frijoles de soya fermentados con hojas de mostaza preparadas; según el chef, “por costumbre, un japonés no dejaría de comerlos”. Es de consistencia viscosa y de olor fuerte, puede resultar impactante para quienes no están relacionados con estos sabores, pero es un plato aparentemente inocente que resulta tener un carácter poderoso.

En Izakaya Kura es posible comer gourmet sin tirar tu quincena, encontrarás platos desde 30 pesos, que podrás combinar a tu antojo.

El chef del Restaurante Kura

chef kura

Takeya Matsumoto nació en Kanagawa, a un costado de Tokio; al salir de la preparatoria se desempeñó como bartender. En ese trabajo algunas veces preparaba platillos en la pequeña cocina del bar; luego trabajó en un hotel donde cocinaba comida francesa y después cambió a un restaurante de comida japonesa, hasta que recibió el llamado de una conocida en México quien abrió un restaurante japonés y quería que le ayudara.

Después trabajó en restaurantes como Tori Tori y Mog, para luego asociarse con Hiro y crear su propio restaurante. Lo que pensó que iba ser un viaje corto hace nueve años, se convirtió en el inicio de su propio negocio.

Reyes del sake

los-mejores-restaurantes-japoneses

Hiro Hosaka, uno de los dos socios de Izakaya Kura, es kikisake-shi, es decir, está certificado como master de sake (bebida nacional japonesa), esto nos da la seguridad que además de hallar en Kura una variedad de 60 tipos de sake también encontraremos personal capacitado para decirnos qué tipo de sake y a qué temperatura es la adecuada para acompañar los alimentos que escojamos.

También puedes leer sobre el comedor Lucerna, aquí.

Un día en Izakaya Kura

La actividad empieza a las 8:00 de la mañana para hacer algunas preparaciones; abren las puertas al público a las 11:30, ya que “los comensales japoneses suelen comer más temprano: alrededor de las 12:00 del día”, afirma Takeya.

Cuando llegan las 3:00 de la tarde, el lugar está completamente lleno por quienes reservaron con anticipación y aquellos que llegan al momento; este número de personas se iguala a las 9:00 de la noche, y cierran su servicio a las 12:00 con un segundo turno de trabajadores que se quedan limpiando y preparando la cocina para el día siguiente, hasta aproximadamente las 2:00 de la madrugada.

Además de ser tomado en cuenta por diversas publicaciones, también se incluyó en la Guía México Gastronómico: Los 120 mejores restaurantes de nuestro país, donde acompaña a restaurantes de la talla de Pujol, Tandoor y Rulfo Paraje Latino, entre otros.

Pero no todo ha sido fácil para estos dos emprendedores culinarios, luego de establecer su negocio, se los clausuraron tres veces porque justo en el tiempo en que iniciaban, algunas leyes sobre el otorgamiento de licencias habían cambiado y ellos no estaban enterados. “Muchos restaurantes aún no tienen esta licencia porque no saben acerca de ella”, dijo Takeya.

Abrir un nuevo negocio no es nada fácil: tener los papeles en regla, crear un menú atractivo, ambientarlo de manera acogedora, mantener la calidad de los productos, brindar un servicio amable y cordial y lograr la tan anhelada publicidad de boca en boca no es un logro que muchos puedan decir que han conseguido en menos de un año de apertura.

Hiro y Takeya lo han logrado con disciplina y constancia, lo suficiente para que sintamos que al entrar a Izakaya Kura, estamos cuatro escalones más cerca del cielo culinario.

Conoce cómo llegar