Ironhack, formando a los programadores del mañana

Ironhack, formando a los programadores del mañana

Ya desde finales del siglo pasado y los inicios de éste, los sistemas educativos han recibido críticas por los paradigmas a los que se han enfrentado tras el inicio de la llamada cuarta revolución industrial. En cierta medida los alcances se han superado en comparación con las necesidades del mañana. Pero ése no es el caso de Ironhack, definido como uno de los bootcamp más revolucionarios de programación y diseño web. “Buscamos ser el MIT de este siglo”, comentó Gonzalo Manrique, cofounder de IronHack.

Con sede en Miami, Madrid, Barcelona, y París, ahora ponen todos sus esfuerzos en la formación de su primera generación en la Ciudad de México.

El objetivo es “cubrir el vacío que las universidades no llenan. Satisfacer la demanda de perfiles que las empresas demandan”.

El proyecto, fundado en 2013 por Gonzalo Manrique y Ariel Quiñones, se percató de la necesidad que existía de la formación correcta de este tipo de profesionales, y decidió ser una solución a la demanda competitiva.

Con apenas cuatro años, y 3 millones de dólares levantados, Ironhack se apuntala en lo que podría llegar a ser una educación disruptiva.

“En 2013 se estimó que para 2020 se necesitarían 900 mil empleos TI. Para entonces, en España había 700 mil vacantes y creciendo 10 mil al año. En México la cifra es de 50 mil vacantes para estos puestos”, explicó Gonzalo.

Ironhack bootcamps

Esta startup ofrece cursos muy intensivos de programación UX/UI design para cualquier persona, sin necesidad de tener experiencia.

Parte del valor agregado de Ironhack, como centro formativo, es su vínculo con otras empresas. La ideas es posicionar a sus estudiantes después de haber terminado con los estudios.

Gran parte de la labor administrativa de Gonzalo es hacer match con muchas empresas, para posicionar a sus estudiantes. Por ejemplo, esta empresa cuenta con un buen equipo con Google en Florida y con Wallapop, en España (plataforma con casi 20 millones de usuarios).

México, punta de lanza para Latam

“Nos sorprendió mucho el recibimiento que tuvimos aquí. Muchas personas nos están buscando, así que nos vimos en la necesidad de hacer un pequeño proceso de selección”, comentó Julián Balderas, general manager de Ironhack en México.

Agregó que no les requieren a sus alumnos un conocimiento avanzado en programación, sino su enfoque va dirigido a actitud y aptitudes.

“El primer requerimiento es medir su motivación. Nuestro bootcamp es una capacitación muy intensiva. Debemos medir que no haya deserción, y su capacidad de aprender rápido; al ser intensivo, sólo dura de 2 a 4 meses. Es una prueba para medir la capacidad de aprender”, argumentó Julián.

El directivo explicó que Ironhack busca dos tipos de estudiantes: el que quiere cambiar de carrera y dedicarse a programar, y a emprendedores que quieran saber desarrollar. Según él, los mejores emprendedores son los que saben desarrollar, capaces de lanzar un MDP y saben lo que hacen.

Es por eso que esta tec-school busca innovar la educación de esa década; posicionarse como una startup disruptiva que apuntale la capacitación de desarrolladores y diseñadores web que salgan y lideren el ecosistema emprendedor.

error: Content is protected !!