Institucionalización de las pymes en México, una práctica olvidada

Institucionalización de las pymes en México, una práctica olvidada

Las pequeñas y medianas empresas mexicanas son la columna vertebral de la economía nacional.

Pymes, la base de la economía nacional

No es una exageración decir que las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) en México son parte fundamental del crecimiento y desarrollo del país.

Según un artículo publicado por Forbes en enero del 2018, existen 4.2 millones  de empresas formalmente constituidas en México.

El 99.8% de las empresas mexicanas son Pymes; y aportan el 42% del PIB y el 78% del empleo nacional.

Sin embargo, el “gap” existente en temas de institucionalización entre las Pymes y corporativos es algo preocupante para todos.  

Lee también: Briko Robotics, la enseñansa de programación y la robótica de manera sencilla

Institucionalización

La institucionalización de una empresa es algo que no puede ser tomado a la ligera y que debería estar en la mente de los empresarios y directivos desde el momento de la fundación.

Ya que es uno de los controles fundamentales para asegurar que el negocio perdure a través de muchas generaciones.

Si bien implica un costo difícil de asumir en etapas tempranas, los beneficios tangibles a largo plazo son más relevantes.

Una de las principales ventajas de implementar políticas, procesos y controles dentro de una compañía, es la capacidad de respuesta ante escenarios adversos e inclusive crisis financieras ajenas a su control.

Las instituciones financieras en México suelen caracterizarse por limitar los créditos (plazos, montos o tasas elevadas) a las Pymes debido a la poca seriedad de sus reportes financieros (diferencias entre flujos reales o reportados al SAT).

Personal capacitado

Aunado a esto, los tesoreros son simplemente una figura que se limita a administrar los flujos y sus decisiones financieras no se basan en rendimientos de proyectos, crecimiento o administración de riesgos.

Esto sucede porque los dueños prefieren tratar de abarcar todas las áreas del negocio y la remuneración ofrecida al personal clave es baja y por lo tanto encuentran personas con poca capacitación.

Cabe mencionar que una empresa no necesita abarcar todas las áreas de un corporativo pues los costos no son asumibles.

Entonces, ¿qué opciones tienen las Pymes para lograr una institucionalización antes de llegar a la madurez o dejar de existir?

La revolución tecnológica ha permitido que la economía de escala sea más fácil de lograr y que los costos de servicios disminuyan.

Revolución tecnológica

En el mercado existen despachos de asesores financieros que actúan como un departamento más de las empresas y que al tener varios clientes cuyas actividades son replicables.

Además que los costos y honorarios son mucho menores que tener que contratar al mismo equipo dentro de la empresa.

Pero esta revolución no va a permitir la institucionalización de las Pymes si la cultura financiera en México no evoluciona.

Prácticamente todas las empresas suelen apoyarse en despachos legales y contables mientras que los asesores financieros son vistos como algo que está únicamente al alcance de las empresas públicas.

Tener asesoría externa y buscar lograr un gobierno corporativo va a permitir que las empresas accedan a créditos con mucho.

error: Content is protected !!