Inadem, un nuevo comienzo con Alejandro Delgado

Alejandro Delgado Ayala, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), conoció a detalle el ejercicio de la abogacía, luego de haberse graduado en la Universidad Autónoma de Nuevo León como licenciado en Derecho, bastó poco tiempo para que su carrera profesional se dirigiera hacia la economía y las finanzas.

Esto lo llevó a realizar una maestría en Derecho Económico en la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, donde además trabajó en un despacho en el área de finanzas corporativas; luego se especializó en temas de inversión al trabajar en Banamex. Gracias a esta experiencia fue invitado a negociar una última parte de los capítulos de inversión en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Fue hasta que lo nombraron delegado de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, en Jalisco (Sedeco), hoy Secretaría de Economía, cuando tuvo contacto con las pequeñas y medianas empresas (pymes) y los micro empresarios.

Luego de ese cargo laboral, realizó su doctorado en Estructuración Financiera, en Stanford, y fundó una empresa en Palo Alto, California, Estados Unidos, encargada de la liquidación de excedentes y obsoletos, donde fungió como presidente del consejo y vicepresidente ejecutivo.

Alejandro regresó al estado de Jalisco como subsecretario de Promoción Externa y de Inversiones; y luego de 2 años fundó un despacho de consultoría que ya trabaja en 18 estados de la República Mexicana el cual ha logrado aterrizar en el país más de 2 mil millones de dólares, según indica el empresario.

Tiempo después fue invitado por Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía del gobierno federal para formar parte del equipo de transición del presidente de México Enrique Peña Nieto con el fin de recibir ProMéxico, el fideicomiso encargado de promover el comercio y la inversión internacional. Durante casi 3 meses colaboró en la fase de interinato.

Terminada dicha tarea, Alejandro regresó al sector privado como consultor de empresas en la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), en materia de compatibilidad y desarrollo, para finalmente estar al frente de Inadem.

“Hace poco, el presidente de la República y el secretario Guajardo hicieron el honor de invitarme a presidir el Inadem”, dice orgulloso el presidente del instituto.

 

casos de éxito Inadem

Alejandro Delgado Ayala, presidente del Inadem. David Lozano, CEO de Contalist. Arali Camacho, CEO de SchoolControl. Marcela Ramos, CEO de WISUM. Zaid Musa, CEO de MediPrint. Foto tomada por Alejandro Villalobos

El instituto que vela por los emprendedores

Alejandro remonta la necesidad del surgimiento del Inadem en la administración del entonces presidente de México, Ernesto Zedillo, a finales de los 90, al comentar que antes de ese periodo “jamás las pymes habían sido reconocidas de forma presupuestaria e institucional”.

Fue hasta el año 2000, cuando por primera vez se inauguró una política de estado tan profunda como la de Comercio Exterior Mexicana, que reconoce a las pymes.

“Esta política ya cumple 17 años y ha tenido resultados de comercio exterior tan brutales, que somos una potencia exportadora temida por nuestro vecino país”, asegura Alejandro.

Además de reconocer esta política pública, se agregan valores fundamentales a la misma, en la actual administración:

  1. Reconocimiento del emprendedor.
  2. Productividad como eje para el crecimiento económico.
  3. Objetividad en la selección y asignación.

Actualmente, según las cifras del Inadem, han logrado impactar a 3.2 millones de empresas y empresarios en lo que va de la actual administración y tienen una demanda de 10 mil 200 millones de pesos en proyectos pyme. Más que ser conocidos como institución, Alejandro pretende que se conozcan más los instrumentos con los que cuenta el instituto.

Lo que se busca en el empresario mexicano

Según la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce) sólo 2.2% de las pequeñas empresas y 5.6% de las medianas, exporta directa o indirectamente, mientras 73.5% de las empresas pequeñas que no participan, no lo hacen porque les falta información.

Tomando un sobre de la mesa, Alejandro dice: “El que hace esto tal vez no sabe que puede exportar a Indonesia o que puede vender más y a mejor precio”. Afirma que el sistema mexicano está hecho para exportar: “Cuando ves eso, te das cuenta que quieres emprendedores informados”.

 Alejandro Delgado Inadem

Alejandro Delgado Ayala, presidente del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem). Foto tomada por Alejandro Villalobos, de Ideas Únicas. IZA Bussines Reforma 180.

Posicionamiento del inadem a nivel global

Alejandro menciona que la percepción que tienen organismos internacionales sobre el Inadem es positiva, esto lo expresa basado en los diferentes análisis realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y el de algunos de sus colegas, al calificar que acertaron respecto a la modificación de sus políticas públicas.

Alejandro considera que los valores de intervención de la institución son buenos, altos y muy reconocidos. Orgullosamente anuncia que la reunión de los ministros de pequeñas empresas organizada por la OCDE será en Cancún, como un “reconocimiento al gran trabajo que está haciendo México”.

Inadem, actualidad y futuro

Alejandro explica que recibió un Inadem en estado de “crecimiento, de total penetración y permanencia. Para el empresario, el Inadem en la actualidad es una institución totalmente reconocida, que logró tener avances cualitativos.

Entre los retos por cumplir se encuentra la implementación del nuevo sistema emprendedor por el cual se publican todas las convocatorias, el cual, como todo nuevo proceso, ha llegado a ralentizar los procedimientos.

Según Alejandro, “es un sistema necesario que nos va a dejar mejor de lo que estábamos, pero sí nos está dando retrasos, problemáticas en la acreditación de los empresarios y emprendedores, y nos tiene en un estado permanente de atención porque no está terminado”.

El otro gran reto en esta recta final de administración es “institucionalizar la visión actual del Inadem y dar un legado de permanencia con el sector privado y con el ecosistema para que lo que se hizo bien permanezca”, dice Alejandro.

El actual presidente del Inadem prepara resultados para cuando sea el momento de ceder el lugar a una nueva generación y van encaminados a la institucionalización de lo que se ha logrado a fin de alcanzar la permanencia de los mismos para que no pertenezcan a un gobierno, sino a toda la sociedad, “para que los nuevos que lleguen tengan la capacidad de crecer por encima de ello”.

Esta meta es alcanzable desde el punto de vista de Alejando, que culmina diciendo:

“Cuando nosotros nos vayamos, tendremos la felicidad de que permanecen unas políticas sólidas, para que cuando yo vuelva a ser emprendedor tenga un instituto que me pueda ayudar”.

consejos-con-el-director-de-Inadem