Impact Hub, el coworking donde la magia sucede

Buscamos a la directora de Impact Hub Ciudad de México,  Araceli Campos, para que nos diera unos consejos si queremos emprender un espacio de trabajo de este tipo. ¡Anótalos!

Para la directora de Impact Hub CDMX, un coworking bien puede describirse con la palabra “serendipity”, que en inglés hace referencia a un hallazgo afortunado, pues afirma que es en estos espacios donde “la magia sucede”.

Impact hub Areceli Campos

Araceli Campos

“No sabes si un día va a entrar por la puerta tu próximo inversionista, tu siguiente partner o la persona más creativa para tu negocio”, comenta Araceli, sentada en una amplia silla naranja, ubicada en lo que parece más la sala de un departamento para jóvenes, donde cabe un librero y un par de hamacas para descansar.

Al ingresar a las oficinas de esta compañía, una de las 80 que tiene en todo el mundo, el ambiente es relajado, todo se mira pulcro y los espacios, aunque pequeños, gozan de armonía; pero para disfrutar de este hub, ubicado en la colonia Roma, tal como se mira hoy, antes hubo un camino arduo.

impact hub coworking

Detrás de estas cuatro paredes, con todo y lo que actualmente ofrece, desde el concepto, hasta los servicios y el diseño, primero existió un grupo promotor que fue quien construyó la idea y la fue moldeando.

“Es ese equipo el que se vuelve el emprendedor, pues son ellos quienes tienen que buscar el lugar, los inversionistas, y crear su propia comunidad”, señala Araceli, quien está al frente de este sitio en la Ciudad de México, desde hace un año.

IMPACT-HUB

New Ventures México, una aceleradora de negocios verdes y sociales; Promotora Social México, uno de los más grandes inversionistas de impacto, y Leticia Jáuregui, fundadora de la empresa social CREA, encaminada a apoyar a mujeres en zonas marginadas del país, conforman el grupo promotor del que se habla.

Luego de fortalecer la ideal de un nuevo Impact Hub fue necesario realizar un estudio de factibilidad, otro de mercado y llevar la iniciativa a Hub Company, para finalmente esperar la aprobación de 80 por ciento de todos los hubs y entonces darle luz verde al proyecto.

¿Cómo gana Impact Hub coworking?

Pero antes de la votación, primero fue necesario pensar en un plan de negocios, ese que cualquier emprendedor debe tener en mente desde el principio.

Si bien hay coworkings enfocados totalmente al negocio de Real State, que sólo buscan generar valor por metro cuadrado, para Araceli “va más allá del espacio. Tiene que ver con hacer comunidad, con innovación social y creación de conocimiento”.

cowoking DF

En el caso de Impact Hub CDMX,  los ingresos provienen de tres pilares: la renta del espacio, la creación de contenidos, como consultorías, así como de eventos y talleres de educación y vinculación relacionados con el mundo emprendedor.

También puedes leer sobre el coworking que nació entre amigos.

Lo que se necesita para un coworking de nivel 

De acuerdo con Araceli, los coworkings pueden ser catalogados bajo el concepto de una sapi: empresas sociales con fines lucrativos, pero no hay que verlos como “una mina de dinero”, pues hay que tener en cuenta los altos costos operativos del espacio.

Lo ideal es elegir una ubicación Premium, por la que regularmente se paga mucho dinero en la renta; pero sin duda, en este negocio “todo tiene que ver con la locación”.

Asimismo, hay que buscar primero una comunidad ya formada y no al revés, o sea un mercado bien definido.

“Si buscas a tu comunidad después vas a tardar mucho y los costos operativos te rebasarán”.

Pensar en el inmobiliario también es fundamental:

“Hay que invertirle, no puedes estar sentado ocho horas en sillas chafas y luego preguntarte por qué no funcionó o por qué no llega la gente o no se queda tanto tiempo”.

coworking impact hub

En Impact Hub, el diseño de los espacios tiene gran importancia. Debe ser armonioso pero funcional para todos, con áreas flexibles que se conviertan en algo más de manera fácil. “Debes crear el ying y el yang. Lo mismo tener sitios de relajación que áreas libres para actividades ruidosas o de silencio total, así como cabinas telefónicas y salas de juntas aisladas”, ejemplifica la directora de este hub.

Pero por encima de todo, finaliza Araceli, lo esencial para que un coworking funcione es tener un concepto que trascienda. Ese es el espíritu y “lo mágico de estos lugares”: que puedes crear el terreno idóneo para conocer personas que tienen proyectos similares a los tuyos. 

Conoce más de este coworking