Cómo cuidar tu imagen en la era digital de redes sociales

Cómo cuidar tu imagen en la era digital de redes sociales

Salir a la calle y vivir nuestro día a día, comunica y refleja lo que somos como individuos y profesionistas. Incluso padres.

Por ello es fundamental tener conciencia de nuestras acciones, reacciones y entorno, pues un detalle que se salga de control, puede ser el detonante de la desafortunada viralización, y por tanto, distorsión de nuestra imagen pública.

Basta con cinco minutos, un celular, y una mala decisión, para convertirse en “realeza de las redes sociales” de la era digital.

#LadyProfeco, #Lady100Pesos, #LordFerrari, y #LordWalMart, encabezan la lista de personas, o personalidades, que de un segundo a otro saltaron a la fama gracias a un compañero de trabajo, vecino o transeúnte que grabó ese momento desafortunado y lo compartió en redes sociales como una forma de “protesta”.

Utilizar internet para mostrar los conflictos que han provocado estos personajes, se debe a la desigualdad social que vive México, y a que la gente considera que las redes sociales son una forma de dar a conocer “algo” ante la opinión pública.

Der acuerdo con el Estudio sobre la privacidad de los datos personales y la seguridad de la información en las redes sociales online, elaborado por INTECO:

“las redes sociales pueden generar situaciones que amenacen la integridad de los derechos, el honor, intimidad personal, familiar y la propia imagen del usuario, así como los derechos de terceros”.

Debemos recordar que las redes sociales son un complemento para la construcción de una marca personal poderosa que nos ayuda a alcanzar el éxito a nivel laboral y personal.

Por esta razón, es muy importante cuidar la reputación e imagen que tenemos, tanto en el manejo de redes, como en la forma de conducirnos día a día.

Recuerda que para la construcción de la imagen pública debemos cuidar todos los aspectos que nos rodean: lenguaje, ropa, gestos, gustos y aficiones. Estos elementos deben ser congruentes con el objetivo que nos hemos fijado.

No olvides que el cúmulo de acciones y reacciones son los pilares en la construcción de una imagen pública exitosa, pero debemos tener en cuenta que en un mal manejo de imagen no sólo nos estamos jugando nuestra imagen, sino la de aquellas personas que nos rodean, de las empresas que representamos y de las organizaciones a las que pertenecemos.

Crear una imagen poderosa es un trabajo diario. No olvides que no hay segundas oportunidades para primeras impresiones, sobre todo en esta era de la realeza digital.

Buena reputación digital

  • Cuida tus palabras y formas 

Recuerda que actuar con mesura evitará crisis de comunicación e imagen. Tanto para ti, como para las organizaciones de las que formes parte.

  • Guarda la calma 

No dar pie a conflictos es sólo el principio. Procura ser la persona que guarde la cordura; así tus accio- nes no se prestarán a falsas interpretaciones.

  • No creas todo lo que pasa en las redes sociales

Deja de ser superhéroe digital y de creer que el subir un video puede ayudar a cambiar la situación. Si bien es cierto que las redes sociales nos ayudan al impulso de una causa, también se requiere trabajo de campo.

  • No importa quién eres, sino qué haces

No es necesario ser popular para ser noticia. Basta con un momento de descuido para tener mala reputación por años. Recuerda: somos sujetos permanentes de los ojos (y celulares) de todo aquel que nos rodea.

Garantiza tu imagen en internet

Pregúntate: ¿qué dicen de mí las redes sociales?, ¿qué tipo de cosas comparto en Facebook y Twitter?, ¿en qué lugares hago check in?, ¿eso empata con la filosofía de mi marca oproyecto?

Siempre contempla que tener una marca personal sólida asegura las posibilidades de encontrar mejores oportunidades de negocio.

error: Content is protected !!