ILab, horneando startups de base tecnológica

ILab, horneando startups de base tecnológica

Un laboratorio para startups, conviértete en un experto en resolver problemas con ILab.

ILab, horneando startups de base tecnológica

ILab, crea tu startup desde cero

Por Jessica Acosta

Hay quienes podrían a pensar que estudiar determinada carrera te limita a desarrollarte en el campo profesional que esta ofrece. Pero las circunstancias no siempre son favorables para que esto suceda.

Existe un estigma acerca de que sólo tenemos habilidades para ciertas actividades o algunos conocimientos. Pero esto resulta ser un mito para Víctor Moctezuma, fundador de ILab, es la clara muestra de ello.

La metáfora del horno

“Se puede enseñar a las personas a ser hábiles para generar innovación, no importando su perfil profesional o edad”, Víctor Moctezuma, chief evangelist and founder.

Imaginemos que funciona como un horno del cual saldrá un pastel perfecto. Pero el producto final en este caso será una startup de base tecnológica, creada desde sus raíces.

“Nos inspiramos en saber que hay muchos jóvenes que estudian y trabajan a nivel nacional. Que a pesar de contar con una formación técnica muy fuerte, no tienen opción laboral que vaya de acuerdo con sus
habilidades o conocimientos les permitieron crear”.

Los límites no existen

La idea original de ILab proviene de la tesis que Víctor desarrolló para el MIT. Ésta logró materializarse para instruir a jóvenes y no tan jóvenes a crear un producto innovador con base tecnológica.

Para Víctor, ILab representa “el reflejo de las propias frustraciones. De las cosas que me hubiera gustado hacer y que yo no tuve la manera ni el tiempo o mi energía estaba postrada”.

Los proyectos en ILab no tienen fronteras y no distinguen profesiones. Podrías ser un publicista que desarrolle un software o un chef que realiza un proyecto médico. En este laboratorio, literal, no existen límites.

La formación ofrecida por este laboratorio permite tener una segunda carrera desarrollando todas sus habilidades para convertirse en una navaja suiza.

Programas y metodologías

Los emprendedores tendrán la posibilidad de escoger entre dos programas, ThinkCamp y BusinessCamp.

ThinkCamp

Es un programa que tiene una duración de 102 días para crear un producto. Es decir, a partir de un problema se crea una solución. Convirtiéndote en un experto en solucionar problemas y así tú serás el único que podrá resolverlo.

Durante este periodo también crearás un modelo de negocios sostenible, desarrollarás el prototipo del producto y los servicios que ofrece para que sea validado ante consumidores.

Los grupos de ILabers, como se denominan ellos, toman sesiones con los diferentes consultores, quienes les explicarán determinada herramienta, además de ayudarles a aplicarla y enfocarla al problema; luego a la solución, a la tecnología que emplearán y por último al consumidor.

Para inscribirse a este programa no es necesario tener la idea del proyecto a realizar. Lo importante es la persona. Que al avanzar te volverás experto en un problema al que después se le encontrará solución. Así funciona.

“No cualquiera está dispuesto a ceder su tiempo, pero el valor que obtienen al final es muy alto. La inversión que hagas, tanto de tiempo como de economía, resultará en un proyecto validado por consumidores; que por lo menos en papel tendrá un valor de 1 a 1.5 millones de pesos”, concluyó Víctor.

Este es un paso previo antes de recurrir con una incubadora.

BusinessCamp

Tiene una duración de 20 días. En este programa el emprendedor llega ya con un proyecto para darle forma en ILab.

Aquí los esfuerzos estarán enfocados en generar una diferenciación en el modelo de negocios. A encontrar una forma distinta en cuanto a procesos o servicios en la solución de problemas a los clientes.

ILab, horneando startups de base tecnológica

Aprende nuevas habilidades en ILab

¿Qué es lo que buscan?

Este laboratorio para startups está interesado en encontrar la solución a un problema de impacto social a nivel mundial. Que por lo menos llegue a 10 millones de personas. Porque tú eres el experto en ese problema.

“No nos importa que llegues con o sin idea. Lo que más nos interesa es qué resuelves problema”, expresó Víctor.

El producto resultante debe ser un objeto inteligente con conectividad y que por ende sea capaz de generar datos.

¿Cómo ser parte del equipo ILab?

Debes cumplir con los siguientes puntos:

  • Realizar un ensayo explicando por qué quieres entrar
  • Ser entrevistado
  • Aprobar los perfiles psicométricos y de liderazgo
  • Tener recomendaciones de la comunidad a la que perteneces y de la universidad en que te graduaste o en
    donde la estés cursando tus estudios

Toda esta información proporciona los datos suficientes para construir una radiografía de quién eres hoy y en lo que te puedes convertir en el futuro.

Punto de encuentro

Sus instalaciones se encuentran en Xalapa, a donde llevan a personas talentosas de todo el país. Aunque tiene previsto expandirse a Querétaro y Durango.

También desarrollaron un programa para la Universidad Panamericana (UP) de la Ciudad de México en 2017. Aquí cuentan con un espacio físico en el que ya se implementa el programa de ILab.

En Xalapa se está reclutando a la generación número 16, y en la UP han salido dos generaciones de ILabers. Hasta el momento han resultado más de 120 proyectos, y alrededor de 50 propiedades intelectuales.

Todo el que se inscribe en ILab termina como un caso de éxito. No importa tu edad. Podrás tener 19 o 62
años, pero esto no limita ni tu talento ni tu capacidad para innovar.

error: Content is protected !!