El hombre que quería divertirse en el trabajo Martijn Roordink

El hombre que quería divertirse en el trabajo Martijn Roordink

Nunca creas saberlo todo: es fundamental preguntar y compartir, nadie llega lejos sólo.

El sueño de hacer del espacio de trabajo un lugar de inspiración, creatividad y diversión entre colaboradores, se conjuró en un solo nombre: Spaces coworking.

Actualmente tiene más de 40 sucursales alrededor del mundo.

Martijn Roordink, junto con Rattan Chadha y Frederique Keuning, creó el concepto Spaces en el 2006, y lo consolidó en el 2008 con la inauguración en su sede en Ámsterdam, Holanda. Desde 2014, Spaces forma parte del International Workplace Group.

La filosofía de compartir

Martijn Roordink trabajó en 1996 en Ernest & Young. Posteriormente fue director comercial y de Franquicias en Regus en el 2004. Estar en contacto con los empresarios de dos grandes firmas le inyectaron el deseo de emprender.

Con experiencia en el ramo de las bienes raíces, Roordink extendió su visión de negocios en el mercado de espacios colaborativos
de trabajo. Creó Spacesworks a sus casi 38 años.

“Spaces inició con la ideología de que siempre se puede compartir y trabajar con alguien más”, comentó Martijn.

A través de su experiencia profesional se dio cuenta de que faltaban espacios menos sobrios que inspiraran a trabajar. Algo dinámico, un espacio divertido con buenos servicios, café, etc.

MARTIN

Principalmente para hacer sentir bien al empresario y así la innovación se diera orgánicamente.

Recordó Martijn que en la universidad se consideró más productivo cuando estaba a bordo de un vehículo en movimiento.

“Me encantó el tren debido a las historias, la dinámica y la apertura que tiene. Ése fue el motor para que Spaces llegara a todos los continentes con más de 40 oficinas. Sólo nos falta poner una en la Atlántida”.

Tan sólo en México ya se abrió el segundo coworking de esta línea de oficinas, con un total de 2 mil metros cuadrados.

Emprender ante las circunstancias

El fundador de Spaces destaca, a manera de oportunidad, una serie de barreras a las que se enfrentó durante el camino a su consolidación:

“El inicio fue algo difícil. Uno no puede escoger el momento indicado para emprender; en mi caso la apertura en Ámsterdam coincidió con la crisis económica mundial del 2008, lo cual fue un verdadero dolor de cabeza en ese momento.

“En mi opinión, el momento crucial, y de cierta manera más complicado, para cualquier emprendedor es el punto de inicio y el expansion. En ambos el margen de error es muy alto. Por eso es menester escoger correctamente a los socios, para que el crecimiento sea exitoso y sea el crecimiento que se busca”, agregó Martijn.

Business tips

“Creo que parte del éxito es tener la capacidad de tomar un par de segundos para pensar antes de actuar. Nunca creas saberlo todo. Es fundamental preguntar y compartir, nadie llega lejos sólo”, subrayó como consejo para los nuevos emprendedores.

“No te tomes nada tan en serio, ni nada es personal. Un emprendedor debe saber escoger a las personas con quienes trabaja. Aprender de los errores, reinventar el modelo de negocios y principalmente saber qué es éxito para él.Porque cada persona debe decidir cuál es su tipo de éxito”, puntualizó.

Lo que no sabías de Spaces

  • Martijn Roordink lanzó su negocio el 15 de septiembre de 2008, el mismo día en que Lehman Brothers se declaró en bancarrota en los Estados Unidos.
  • En México se cuenta con casi 4 mil metros cuadrados de espacios colaborativos.
  • El primero en Prado Sur 150, Lomas de Chapultepec; y el segundo en Arquímedes 15, colonia Polanco

MARTIN

error: Content is protected !!