Fondos de crypto, un nuevo monstruo en el circo financiero

Fondos de crypto, un nuevo monstruo en el circo financiero

El 9 de marzo de 2018 fue una gran fecha para México. Este día se promulgó la Ley Fintech, donde vienen contemplados activos virtuales y las operaciones con los mismos. Hoy se necesita reflexionar sobre los Fondos de crypto en el panorama Fintech.

Fondos de crypto

La reforma contiene elementos importantes para crecer la industria alrededor de las plataformas de consenso distribuido. Sin embargo, si estudiamos su regulación más antigua, podemos advertir que, tiempo atrás, se establecieron antecedentes de la inclusión financiera en el país.

Por ejemplo, la Ley de Firma Electrónica Avanzada, promulgada en el 2012. Ésta ha contribuido a posicionar a México como el líder en el despliegue de infraestructura criptográfica de clave pública. Son las personas que pueden celebrar la gran mayoría de los actos legales sin necesidad de encontrarse en el mismo tiempo-espacio, mediante la magia de la criptografía, con completa certidumbre jurídica y garantías de no repudiación, integridad y resistencia a la manipulación de los documentos vinculantes donde se expresa la voluntad de las partes.

También está la Ley para Regular los Fondos de Inversión. En su primer artículo destaca que “… las autoridades deberán procurar el fomento de las sociedades de inversión, su desarrollo equilibrado y el establecimiento de condiciones tendientes a la consecución de los siguientes objetivos:

I. El fortalecimiento y descentralización del mercado de valores

II. El acceso del pequeño y mediano inversionista a dicho mercado

III. La diversificación del capital

IV. La contribución al financiamiento de la actividad productiva del país

V. La protección de los intereses del público inversionista

Y es que la mejor forma de mejorar la percepción de la sociedad es llevar la revolución a sus últimas consecuencias. Es decir, crear la infraestructura y las instituciones que avancen a la civilización hacia adelante en el progreso y generen valor. Dicho en otras palabras: no entrar en debates, enfocar energía en crear negocios rentables a escala que impongan respeto.

Hacia los fondos de crypto

En la arena de los fondos de inversión, las tecnologías para administración de información que mitigaran el riesgo existencial son: la inteligencia de máquina, la criptografía, y las plataformas de consenso distribuido.

Por esta razón, los fondos de inversión deben, inmediatamente, incluir en su portafolio: activos virtuales (dinero programable
como bitcoin), y empezar a experimentar en su organización la forma de controlar y explotar sus cualidades mediante robots inteligentes.

La mayoría de las estrategias de gestión de un portafolio de activos virtuales (crypto) pueden ser clasificadas como frágiles o antifráfiles. Un ejemplo de lo primero podría ser algún objeto de nuestra sala de estar, como el televisor o la porcelanadel aparador. Si los etiquetamos
como “frágiles” significa, necesariamente, que queremos que gocen tranquilidad, ordeny previsibilidad.

Todo lo que aborrece la volatilidad aborrece los agentes estresantes (estresores): el daño, el caos, los sucesos, el desorden, las consecuencias imprevistas, la incertidumbre, y por encima de todo, el tiempo.

El fondo antifrágil

No existe una palabra que designe exactamente lo contrario de lo frágil. Pensemos, por ejemplo, en Suiza, el lugar más antifrágil del planeta: se beneficia de las crisis que se dan en el resto del mundo.

La antifragilidad es más que resiliencia o robustez. Esto se debe a que los activos virtuales son muy volátiles, un fondo de crypto debe vivir, en el lado opuesto, a lo frágil. El objetivo último del fondo de crypto debe ser transformar el riesgo en oportunidad.

El proceso utilizado para gestionar el portafolio y tomar decisiones debe tener la capacidad de usar: caos, volatilidad, incertidumbre y desorden para generar rentabilidad durante las crisis.

error: Content is protected !!