El efecto de la cuesta de enero, cuida tus finanzas personales

Ya terminó el primer mes del año y… ¿No estabas preparado para la cuesta de enero? Te dejamos algunos tips para fortalecer tu economía, no lo dejes para después, ¡comienza ahora!

cuesta de enero

Con los múltiples recortes presupuestales que se han implementado en diversos sectores en el trayecto del año, y los que vendrán; además de la incertidumbre que genera la toma de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, lo cual pone a temblar a los mercados establecidos en México y se cree que puede llevar a un menor crecimiento para este 2017, la pregunta para iniciar el año es: ¿tu economía está preparada para lo que viene? Comienza poniendo estos pasos en práctica por el efecto de la cuesta de enero:

1) LIQUIDA TUS DEUDAS

Si aún continuas pagando la deuda que te dejó emprender tu proyecto, es importante que saldes tus cuentas lo más pronto posible para evitar que ésta se convierta en un problema. Por otro lado, si tus deudas tienen como motivo el instinto compulsivo de comprar, estás en serias dificultades.

Las finanzas saludables no se construyen de la noche a la mañana, así que comienza por no tener deudas, salvo que estas impliquen obtener un patrimonio o el crecimiento de tu negocio. Recuerda que el nivel de endeudamiento, como máximo, debe ser proporcional al 30% del ingreso familiar, para que puedas pagarlo sin verte afectado.

Considera que recortar tan sólo una cuarta parte de tus consumos puede traducirse en contratar una protección para tu patrimonio o pagar tus servicios.

Concientiza sobre las ventajas y desventajas de usar tarjetas de crédito, pues de no hacer un uso apropiado de ellas puede afectar seriamente en tus finanzas y/o generarte “gasto hormiga”.

CONSEJO:

Evita usar dinero en efectivo si tu debilidad son las compras (pasa mucho durante la cuesta de enero), es más recomendable guardarlo en una cuenta básica para que en caso de robo o extravío puedas reponer tu tarjeta y no tener pérdidas. No olvides llevar un control de tus gastos.

2) ¡AGUAS CON LOS GASTOS HORMIGA!

 

Aunque parezcan indefensos, son de los peores gastos que puedes tener, pues al ser pequeños, nos confiamos y pasan desapercibidos, pero si hacemos la cuenta se convierten en una fuga de capital elevada.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los gastos hormiga representan el 12% del ingreso mensual. Por otra parte, una persona puede gastar entre 16 mil y 18 mil pesos anuales, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), independientemente del salario; aproximadamente 300 pesos semanales en papitas, chicles, café, comida o algún otro gustito.

Para dejar de tener un mal hábito es necesario que hagas consciente lo inconsciente. Comienza a reflexionar que esos pequeños gastos que haces no son tan necesarios y, sí lo analizas bien, con ese dinero puedes ahorrar para viajar, emprender tu negocio o invertir más en él, pagar un curso, tu casa o carro.

El problema se hace mayor cuando por años no realizas un cálculo de tus ingresos y egresos o peor aún, no generas una estrategia para contrarrestarlo.

CONSEJO:

Haz una lista donde expongas tus gastos; divídela en dos partes: en una coloca los gastos fijos (necesarios), y en la otra los gastos variables, mismos que no afectan en caso de no consumirlos. Totaliza el importe de ambas columnas, compara tus ingresos con tus egresos y analiza si tu dinero es suficiente para solventarlos.

También calendariza los momentos en los cuales se generarán entradas y salidas de dinero para que te des una idea sobre el manejo de tus finanzas; debes saber, en términos de flujo de efectivo, cuándo generas pérdidas y ganancias, y sobre ello, tomar medidas para evitar el terrible sobreendeudamiento.

En otra hoja, anota todos los gastos hormiga que cotidianamente realizas al mes, presupuéstalo y  observa cuánto dinero inviertes en cosas innecesarias. Por otra parte, anota qué te gustaría obtener (algún patrimonio, inmueble, estudios, etc.) y concientiza lo que estás haciendo con tu dinero, si estás camino a cumplir tus metas. Mientras mayor conciencia tengas de este tipo de gastos, mejores serán tus estrategias.

Evita los gastos hormiga reduciendo al mínimo las compras compulsivas y, periódicamente, asigna una cantidad específica a tus gastos de entretenimiento. Comienza a ahorrar el dinero que te sobra y evita la cuesta de enero.

3) NI SUPERMAN NI BATMAN, ¡PROTÉGETE!

Lo más recomendable es que empieces a ahorrar desde ahora y que no te gane la cuesta de enero, pues aun cuando es un hábito que pocos mexicanos tienen, sus beneficios pueden hasta salvarte la vida en un caso extremo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015 elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el INEGI, 15% de la población adulta ahorra en mecanismos formales, como bancos, cajas de ahorro y otras entidades financieras autorizadas y reguladas; en cambio, 32.4% ahorra en mecanismos informales, y 23.5% no ahorra de ninguna forma.

Del 15% de los mexicanos que ahorra, la mayor parte son mujeres (33.9%), superando por tres puntos a los hombres (30.9%), quienes tienen mayor tendencia a realizar este hábito de manera formal (16%), a diferencia de ellas que ahorran menos de esa forma (14.3%).

Los ahorros informales tienen el beneficio de ser prácticos y tenerlos al alcance de tus manos; pero también tiene desventajas: uno de ellos es que tu dinero se quede estancado y no genere rendimiento. 

CONSEJO:

Es recomendable que te protejas con un seguro de ahorro que te permita ir alcanzando tus metas a corto o largo plaza, además de generar rendimiento y ofrecerte un seguro de vida. Busca también un seguro de responsabilidad civil que te proteja contra algún accidente imprevisto. Si aún te sobra dinero, asegura tu patrimonio. 

También puede ayudarte un coach financiero, lee más sobre qué es y cómo puede ayudarte.

Adopta la planeación, el ahorro y el gasto razonable entre tus buenos hábitos, no tardarás en ver resultados. Es tiempo de lograr la meta que por años has deseado.

4) ASÍ CON GUSTO GASTO, NO MÁS CUESTA DE ENERO

Pero no todo es apretarse en la cuesta de enero, también puedes ahorrar dándote ciertos gustitos. ¿Qué te parecería invertir mientras disfrutas de la playa?

Debes de concientizar que es posible gastar ahorrando. Busca la manera de hacer compras en temporadas bajas, cuando los precios son más económicos. Por ejemplo, págate el curso que deseas cuando ofrezcan descuentos o bien paga tus vacaciones cuando haya promociones; adelantar mensualidades en muchas ocasiones genera un ahorro.

Así tus compras serán inteligentes convirtiéndose en una inversión, sin dejar de darte un gusto.

CONSEJO:

Antes de hacer un gasto consulta diversas opciones para inclinarte por la que te ofrezca mayores beneficios con un costo menor.

5) ENGORDA EL COCHINITO

Está de más mencionar los beneficios de ahorrar, pero es importante recordar que no sólo hay que hacerlo con los planes a corto o mediano plazo, también a largo tiempo. Una vez realizado los puntos anteriores tendrás un panorama amplio de tus ingresos, egresos, y pequeñas caídas a lo largo del año para tomar tus respectivas medidas; de esta manera, podrás ser constante en tu estrategia y generar finanzas prósperas.

Pero se nos olvidaba otro punto ¿ya estás ahorrando para la vejez? Ese cochinito también hay que llenarlo. De acuerdo con el INEGI, la educación y la salud ocupan los últimos lugares en la composición de gastos de las familias mexicanas.

Por su parte, la Condusef refiere que el 48% de los mexicanos dice no tener planes desarrollados para su retiro, y 27% indica tenerlos muy avanzados, según la Encuesta Ahorro y Futuro 2014, de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro.

CONSEJO:

Destinar al menos un 10% de tus ingresos a un fondo de retiro te permitirá llegar a la vejez con tranquilidad, y ¿por qué no?, hasta conocer el mundo. Consulta algunas afores o beneficios de tener una cuenta bancaria para que te inclines por la mejor alternativa.

Recuerda que al llegar a una edad adulta la salud sufre alteraciones; por ello, ahorrar desde este momento te ayudará a tener una vejez digna y prevenir estas situaciones.

Ahora sí, con estas herramientas ya puedes empezar a preparar para lo que sigue este 2017.