Emprender en pareja sin morir en el intento

Emprender en pareja sin morir en el intento

Detrás de muchos negocios exitosos hay relaciones de pareja que han sabido usar la complicidad y confianza mutuas para tener éxito en algún proyecto o negocio.

Y es que montar una empresa (de cualquier giro), requiere de una inversión de conocimientos, experiencia, y tiempo. Sin duda, el grado de empatía, confianza, y cariño, harán más sencillo fijar la mirada hacia una meta en común. Sin embargo, justamente esos beneficios son los que podrían hacer tambalear el proyecto, pues mantener un negocio a flote y lidiar con el tema sentimental al mismo tiempo, requiere de mucha madurez y paciencia.

Para que el modelo de negocio en pareja funcione, es importante fortalecer los vínculos emocionales, tener las reglas del juego muy claras; y sobre todo, trabajar en algunos aspectos que ayuden a potenciar las fortalezas. Hablamos de los dos polos: tanto de la pareja, como del negocio.

Sin duda, emprender en pareja no resulta tan romántico como parece. Según datos de la Coparmex, de cada tres emprendimientos que se iniciaron en pareja, sólo uno logró pasar los dos primeros años de vida.

El principal problema al que se enfrentan estas empresas es el de fijar sueldos y responsabilidades. Al iniciar un emprendimiento de este tipo, es primordial dejar claros los roles por escrito, fomentar la comunicación, constituirse legalmente, y crear un Consejo de Administración que fije responsabilidades y niveles de poder.

Emprender en pareja tiene también ventajas: trabajar juntos hará que se conozcan mejor, que el nivel de confianza aumente, que refuercen el éxito del negocio, trabajando por un mismo objetivo, y desde luego, cuando hay cariño de por medio, no hay conflictos de intereses.

Existe una mejor comprensión de los problemas. Así que ya lo sabes, si vas a emprender un negocio o proyecto, o buscas un socio que te comprenda y tenga los mismos objetivos que tú, no dudes preguntarle a tu pareja y ofrecerle esta nueva aventura laboral. Establezcan bien las diferencias entre vida de negocios y vida emocional. Dense una oportunidad de ser sus propios jefes.

El checklist para emprender en pareja

  • Compatibilidad

Debido a la cantidad de tiempo que se le debe invertir a cualquier proyecto, es importante que exista un entendimiento mutuo entre la pareja y hacia el proyecto. La compatibilidad de caracteres favorecerá el reparto de responsabilidades, y sobre todo, de poder.

  • Objetivo en común

Los negocios en pareja suelen tener objetivos muy definidos, esto no siempre ocurre cuando los socios son de otro tipo. En principio, la mayoría tiene como meta el dinero y el desarrollo profesional, pero lo más importante es tener bien claro a dónde quieren llegar.

  • Consenso

El éxito dependerá, en gran medida, de la habilidad que tengan para lidiar con los conflictos. No trasladar los problemas de empresa a la vida en pareja y viceversa. Es primordial separar los roles que cada uno juega dentro y fuera del proyecto.

  • Confianza y sinceridad

Tanto en los negocios como en lo personal, la honestidad es la columna vertebral para entender por completo el esquema de negocio. Se trata de detectar, de manera interna y externa, las áreas de oportunidad y las cualidades que aportarán beneficios al proyecto.

  • Lealtad

El secreto del éxito entre los socios (esencialmente si son pareja) es la lealtad. Se trata de ponerse la camiseta del negocio. Habrá que defenderlo ante cualquier adversidad, y sobre todo, estar a la expectativa para cumplir siempre con los compromisos creados.

Éxito en pareja

Aquí te dejo algunos ejemplos de parejas que han llevado sus negocios por el camino del éxito. 

error: Content is protected !!