Freddi, emprendedor por pasión en el mundo del estilismo

Tiene 24 años y ya es su propio jefe. Freddi P. Camacho fue capaz de vencer los límites del miedo al fracaso, para cruzar la delgada línea del trabajo asalariado al independiente, junto al mundo del estilismo.

“Empecé a trabajar a los 19 años. Inicié en un salón de belleza en la colonia Roma. Estuve casi 3 años. Después me cambié a la Colonia del Valle y me fui haciendo de mi propia cartera de clientes”, cuenta entusiasmado este joven.

Después de ver cómo funcionaba el mundo del estilismo, aprender del negocio y de sus propios jefes, Freddi se replanteó hacia dónde quería dirigir el timón de su vida: “Decidí comenzar mi camino solo. Ser mi jefe. Iniciar algo para mí y que me diera frutos. Así inició todo”.

De esa manera Freddi se armó de valor y entró en el mundo del emprendimiento.“ Sabía que podía confiar en mí. Eso me dio seguridad para arriesgarme. Desde el inicio ya confiaba en mis clientes y ellos en mí. Mi filosofía es enamorarlos de mi trabajo”.

estilismo

Aunque para el estilista profesional los ejes de su aventura fueron la confianza y la seguridad en su trabajo, asegura que tuvo otras motivaciones. “Mi mamá me dijo: ‘Si sabes que es tuyo, arriésgate’. También dos de mis ex jefes me inspiraron por su empeño en el trabajo. Eso me motivó mucho a confirmar que el estilismo era lo mío”.

El plus de Freddi Camacho Sumado a la apuesta de trabajar como independiente a tan corta edad, el negocio de Freddi no es como el de una estética cualquiera.

Lee aquí: La marca es sólo tu nombre, el producto lo eres tú

“Voy hasta la casa de mis clientes. Esa comodidad es lo que creo que me ha mantenido. Lo importante es mi mercado. Hoy en día es algo que busca la mayoría. Que todo sea directo y, de ser posible, en la comodidad de su hogar”.

Muchas de sus clientas son mamás las 24 horas o estudian todo el día; considerando esto, Freddi opina que “por eso les resulta más funcional que el estilista sea quien toque sus puertas”. Freddi no para. Bajo la premisa de otorgar el mejor confort a sus clientes, ahora se ha marcado un nuevo reto profesional: crear su propia cadena de estilistas a domicilio.

mundo dell estilismo