Ejercitar y estilizar tu figura corporal; sacúdete el estrés

¿Qué te parece ejercitar mientras bailas?, suena bien, ¿cierto?

El jazz te permite esto y más. Sácale provecho a esta divertida disciplina.

Con el objetivo de calmar todo el estrés que provoca estar frente a un proyecto, traemos un ejercicio que, a ritmo de música, te ayudará a bajar de peso y estilizar la figura, además de fortalecer los músculos e incrementar la flexibilidad.

Hablamos del jazz, una combinación de diversas técnicas de baile (danza contemporánea, ballet, break dance, funky y swing, entre otras) que fomenta un trabajo físico completo.

Para practicar esta disciplina cualquier canción puede ser candidata. No hay límites, ya que de eso se trata el jazz: de utilizar la creatividad para expresar emociones a través del cuerpo.

La fuerza y la resistencia son dos elementos base para alcanzar los movimientos aplicados, tonificando en gran parte las piernas, el torso, el abdomen y los brazos; además de quemar un promedio de 300 a 400 calorías por hora —esto varía según la edad, cuerpo e intensidad del ejercicio—

El jazz ayuda a romper con la rutina y la capacidad de improvisar aumenta, igual que la seguridad para la toma de decisiones.

Estilo propio

El baile de jazz se adapta a cualquier tipo de música, la habilidad auditiva se sensibiliza para reconocer cada beat que compone la melodía y el cambio de ritmo; con base en ello, cada 8 tiempos se implementa un nuevo movimiento integrado por giros, contracciones y desplazamientos pendulares, a fin de crear una coreografía dinámica para ejercitar.

El precalentamiento consta de acondicionamiento físico en el cual se prepara el cuerpo con abdominales y ejercicios de potencia durante 15 minutos aproximadamente.

Luego viene el stretching o estiramientos necesarios e importantes para lograr las técnicas utilizadas, evitando cualquier lesión o desgarre.

Posteriormente se da paso a la coreografía. La disciplina y la constancia de ejercitar son factores necesarios para lograr un buen resultado, no sólo se trata de moverse, hay que hacerlo con técnica y siempre siguiendo al instructor.

Ponte en movimiento

La inactividad física al ejercitar se encuentra entre los 10 principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y México se enfrenta a una situación complicada, con el 56% de su población inactiva, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).

Por este motivo, instituciones como la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) recomienda bailar como alternativa para prevenir enfermedades como la obesidad, diabetes, hipertensión e incluso el estrés, que afectan a gran parte de la población mexicana.

Lee aquí: Si las paredes (de Steve Jobs) hablaran…

Beneficios

  • Ayuda a tener buena condición física.
  • Fortalece abdomen, piernas y brazos.
  • Mejora la flexibilidad y la coordinación.
  • Mejora la actitud.
  • Corrige la postura.
  • Reduce los niveles de estrés.
  • Ayuda a incrementar la imaginación.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Combate la artrosis.
  • Mantiene saludable el aparato respiratorio y el digestivo.
  • Regula los niveles de serotonina y dopamina en el cuerpo.
  • Mejora tu confianza, autoestima y hasta la memoria.
  • Se alivia la tensión, ansiedad y depresión.

JAZZ para ejercitar

Jazzódromos

  • UNAM

Principiantes, intermedio y avanzado. De lunes a domingo (de acuerdo al nivel).

Costos aproximados: de 800 a 2 mil 400 pesos.

Teléfonos: 56-22-70-51 y 56-22-70-52.

  • Academia de danza Condesa

De lunes a sábado (de acuerdo a la clase).

Dirección: Sonora No. 203, 1er. Piso (entre Insurgentes y Ámsterdam), colonia Hipódromo Condesa, delegación Cuauhtémoc.

Teléfono: 65-56–24-46.

academiacondesa.com

  • Estudio Roberto Ayala

De lunes a viernes (según tus preferencias).

Dirección: Ruiseñor #9, colonia El Rosedal, delegación Coyoacán.

Teléfonos: 55-49-21-53.

robertoayala.com.mx