¿Cómo proteger tu marca?, consejos para empresas primerizas

¿Ya tienes tu startup y no sabes cómo proteger tu marca, ni los beneficios de registrarla? Te traemos unos tips legales para poder protegerla.

proteger tu marca

Definición

Una marca es definida como todo aquel signo distintivo que nos ayuda a identificar un producto o servicio, de otros de su misma especie o clase en el mercado. En forma sencilla, en México una marca es todo signo visual (hasta el momento) que se aplica a un producto o servicio para diferenciarlo de los de un competidor.

Tipos de marcas

Es un signo o símbolo que sea perceptible con la vista. Es importante mencionar que en otras partes del mundo existen marcas no tradicionales (olfativas, gustativas y sonoras) de las cuales hablaremos en una entrega posterior.

En México se reconocen cuatro tipos de marcas:

  • Aquellas que están compuestas exclusivamente por letras, sin un diseño en específico.
  • Formadas exclusivamente por un diseño sin una denominación.
  • Son marcas que se representan en tres dimensiones (ej. empaques, botellas, cajas, etc.)
  • Resultan de la combinación de las anteriores.

Función primaria para proteger tu marca

La función principal de una marca es la de distinguir los productos o servicios de otros de su misma clase o especie. En tal sentido, al registrar una marca se deberá tener en cuenta que si la misma no cumple con esta función no podrá ser registrable. En este caso, es necesario contar con la debida asesoría para llevar a cabo un análisis acerca de la distintividad de una marca y evitar posibles contingencias al momento de solicitar su registro.

Funciones secundarias 

Para proteger tu marca es necesario saber sus funciones secundarias:

  • Función de calidad. Las marcas al ser usadas en el mercado como identificadores comerciales, irán generando en el público consumidor una idea acerca de la calidad de un producto o un servicio en particular. Esto ayudará a que los consumidores, con base en la calidad de un producto o un servicio, puedan recomendar o no ciertas marcas, posicionándolas en el mercado.
  • Función de procedencia. Las marcas cumplen con la función de indicar la procedencia de un producto o servicio en específico, ayudando a que el público consumidor pueda identificar quien es el productor de un bien o el prestador de un servicio.
  • Función económica. En adición a las funciones antes mencionadas, y en conjunto con las mismas, las marcas generan un provecho económico para su titular, puesto que al ser identificadas en el mercado y consumidas por el público, necesariamente existe un ingreso derivado de su consumo.

Derivado de lo anterior, para proteger tu marca es necesario advertir la importancia de las marcas para sus titulares, ya que pueden representar uno de los activos más importantes para una empresa, persona u organización. Actualmente los emprendedores empiezan a ser más conscientes de la relevancia e importancia de proteger sus signos distintivos.

Protección

Para obtener la protección y el derecho exclusivo sobre tu marca, es necesario realizar su registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), quien es la autoridad en materia de propiedad industrial en nuestro país. En este caso, el instituto expide un título de registro de marca, por virtud del cual se constituye el derecho exclusivo del titular sobre la misma.

Para proteger tu marca es necesario precisar:

Si bien el completar los datos de una solicitud de registro de marca puede parecer sencillo, incluir datos erróneos o falsos pueden dar al traste con la debida protección de uno de los activos de propiedad intelectual más importantes para una empresa u organización.

Pasos para un registro exitoso

  1. Determinar cuál será el signo distintivo. No todas las marcas son registrables, ya que pueden existir impedimentos señalados por la propia Ley de la Propiedad Industrial, o bien, pueden existir marcas registradas que sean iguales o semejantes en grado de confusión a la marca que deseas proteger. En este caso, es necesario que una marca sea totalmente distintiva, es decir, que no sea parecida a alguna otra que se encuentre registrada o en proceso de registro.
  1. Determinar los productos o servicios que se van a proteger con la marca. Las marcas se registran de acuerdo a los productos o los servicios que se pretenden proteger. En este caso existe una clasificación internacional (Clasificación de Niza), donde se encuentran catalogados los productos o servicios de conformidad con su naturaleza. Una mala clasificación podría generar grandes retrasos y gastos extraordinarios al momento de solicitar el registro de una marca.
  1. Verificar la viabilidad de la solicitud. En relación con los puntos anteriores, una vez determinada tu marca y los productos o servicios a los que va dirigida, es necesario que se realice una búsqueda dentro de la base de datos de marcas del IMPI, a fin de verificar la viabilidad para llevar a cabo el registro y corroborar que no exista algún impedimento o anterioridad que pueda ser un obstáculo. Es recomendable contar con la debida asesoría de un abogado experto en propiedad intelectual.
  1. Realizar la solicitud y presentarla. Una vez que se tengan los resultados de la búsqueda preliminar y se decida presentar la solicitud, ésta deberá ser completada con los datos correctos, incluyendo los relativos al titular de la marca y a la marca misma, por lo cual, se deberá de poner especial atención en cuanto a la clasificación y a la descripción de los productos o servicios a proteger, así como al diseño de la marca y la denominación de la misma. Lo anterior, debido a que al existir algún error en cuanto a la denominación y/o diseño, no se podrá corregir y será necesario presentar una nueva solicitud, incluyendo un nuevo pago.

Tips legales para proteger tu marca 

Al registrar una marca es importante asesorarte correctamente. Si bien los gastos de abogados pueden no ser una prioridad para el emprendedor en una etapa temprana de su proyecto, la falta de asesoría podría generar mayores gastos e incluso traer contingencias legales que pudieron haberse evitado desde un inicio.

Es importante mencionar que al hacer uso de una marca similar o semejante en grado de confusión a una marca ya registrada, puede traer como consecuencia acciones legales en materia de infracciones y conllevar el pago de multas, daños y perjuicios.

Ojo: siempre cuenta a tu lado con un experto en temas de propiedad intelectual para minimizar los riesgos para ti y tu empresa.

Si te interesa que toquemos algún tema en particular relacionado con propiedad intelectual, confidencialidad y protección de datos personales, te pedimos que nos hagas llegar tus sugerencias a la redacción de Klika.

El presente artículo es una opinión de su autor. Sin embargo, no constituye consejo legal particular hacia el lector. Se recomienda al lector asesorarse debidamente en función de su situación y sus necesidades concretas.

Visita LegalMind