Ciudades inteligentes, el necesario futuro de la humanidad

Ciudades inteligentes, el necesario futuro de la humanidad

La intención de utilizar a la tecnología en conjunto con las ciudades inteligentes es ofrecer a sus habitantes una mejor infraestructura, servicios públicos y movilidad.

Ciudades inteligentes, el necesario futuro de la humanidad

Ciudades Inteligentes

Por Jessica Acosta

Una Smart City o ciudad inteligente es aquella que utiliza la tecnología e innovación para darle un mejor uso a los recursos, haciendo que se aprovechen de la mejor manera para tener un funcionamiento eficaz.

La intención de lograr ser una ciudad inteligente es mejorar las áreas de servicio de salud, seguridad, energía, educación, transporte, urbanismo, infraestructura y servicios, para poder satisfacer las necesidades de los habitantes de manera eficiente.

Lo funcional

En las ciudades inteligentes predomina el uso de tecnologías de la información y comunicación (TIC) que permiten desarrollar, implementar y promover prácticas para tener un desarrollo sostenible. 

Las TIC se componen de una red de objetos y máquinas conectados que transmiten datos mediante tecnologías inalámbricas y la nube.

Su finalidad también es poder reducir la huella ambiental, impulsar a la innovación local y generar nuevas formas de gobierno dentro de la Smart City.

Tecnología a la orden

Con los smartphones, dispositivos móviles, automóviles y hogares conectados, es como los habitantes de una ciudad inteligente interactuaran con ella.

La unión entre dispositivos, datos con infraestructura y servicios de una ciudad ayudan a alcanzar un mayor nivel de sostenibilidad y reducir gastos.

La sincronización y trabajo colectivo de estas tecnologías conseguirá mejorar situaciones como falta de agua en partes de la ciudad.

Además de gestionar la recolección de basura, disminuir el embotellamiento de autos o incluso mejorar la calidad del aire. 

Todo esto con la ayuda del IoT.

También, con el problema de recolección de basura se emplean botes inteligentes que avisan cuándo es necesario vaciar el contenedor.

Así para evitar gastar recursos innecesarios y atender los lugares en los que de verdad se requiere el servicio.

Utilizar la tecnología junto con la ciudad es ofrecer a sus habitantes una mejor infraestructura, servicios y movilidad.

Lo necesario

Existen cuatro elementos que son indispensables para garantizar el buen funcionamiento de una ciudad inteligente, estos son:
1. Conexiones inalámbricas
2. Información abierta
3. Seguridad
4. Flexibilidad de monetización

Según la investigación “Perspectivas de un Mundo Urbanizado” realizados por la Organización de las Naciones Unidas, el 54% de las personas en el mundo vive en ciudades.

Una proporción que se espera llegue al 66% para 2050.

En combinación con el crecimiento general de la población, la urbanización agregará otros 2.5 mil millones de personas a las ciudades en las próximas tres décadas.

En las grandes ciudades se vive a un ritmo acelerado que demanda sostenibilidad social, económica y ambiental.

error: Content is protected !!