Casaos Conmigo, hacedores de sueños; wedding planner

Durante una entrevista en las instalaciones de Garage Cowork, conocimos a Lara Morato, CEO de Casaos Conmigo, una hacedora de sueños.

“La idea del negocio la traje de España, de allí soy. Un día me trajeron a México y me enamoré del país”. Así descubrió uno de los negocios menos usuales en nuestro país: wedding planner.

Se trata de planear una boda de inicio a fin, incluso hasta la luna de miel. Vender la idea a los clientes de que se eviten el estrés para que aquella historia de ensueño se haga realidad. Que todo sea perfecto.

A continuación te mostramos las recomendaciones de Lara para quien desee formar su propio negocio dentro de este sector aún muy potencial.

casaos conmigo

El inicio

Se trata de organizar eventos sociales especiales para corporativos y bodas. Es todo un reto crear las experiencias para los clientes. Hay que tener en cuenta que se está haciendo el sueño de dos personas que están confiando en uno.

Cumpliendo el sueño

Hay que garantizar toda una experiencia que jamás será olvidada. Desde el momento en que realizan la llamada para agendar una cita, hasta el último paso.

Tarjetas garantizadas, la nueva ola crediticia ¡consigue la tuya!

El trato con los clientes debe ser muy personal. Además de ser el wedding planner, uno se convierte en consejero, psicólogo, amigo, hermano, madre o padre; lo que sea necesario para apoyar a los novios en todo momento.

casaos app

El plus

Y no todo queda en la organización interna. Si los novios tienen invitados de otros países, habrá que hacerse de la infraestructura para la atención de éstos; desde el primer momento en que pisan suelo mexicano: hospedaje, traslado y demás, convirtiendo a los novios en unos excelentes anfitriones.

Como la cereza del pastel, si los novios lo desean, incluso se podría organizar la luna de miel.

Abrir opciones

Los novios se pueden casar donde deseen. Por ejemplo, en Casaos Conmigo, actualmente San Miguel de Allende ha sido uno de los destinos favoritos.

Innovaciones

Siempre hay que buscar distintivos. En nuestro caso, nosotros estamos innovando con la tecnología dentro de los procesos de la organización. Por ejemplo, recreando en una imagen virtual tal cual como quedaría la decoración del evento. Ya durante la fiesta, algo que consideran que no puede faltar en  una boda: su propio hashtag. Al final de cuentas se está narrando una historia.

Todo listo

Se puede decir que la boda ya está armada cuando en el primer mes y medio está listo lo esencial: locación, sacerdote, iglesia, juez, banquete, etcétera.