BlueBox, haciendo grandes las ideas -2ª parte

BlueBox es la red de incubadoras, aceleradoras y fondos de inversión corporativa más grande de Latinoamérica. Por está razón, como portada de la revista klika te contamos porque debes conocer BlueBox.

Así funciona BlueBox

1) ¿Emprendedor serial = emprendedor de alto impacto?

¡Hell no! son precisamente los emprendedores de alto impacto los que están bajo la mirada de BlueBox, y aunque Juan Pablo comenta que el concepto “alto impacto” se repite constantemente, suele ser pocas veces entendido, ya que estamos hablando de que estos emprendedores que BlueBox busca, son aquellos que además de su startup, traen consigo una serie de características específicas como experiencia, ventas, y están en busca de escalar y llegar a más empresas.

bluebox-aceleradora-coporativa-mexicana

Foto tomada por Alejandro Villalobos. http://www.ideasunicas.com/

2) Y a la hora de innovar…

A corto plazo, BlueBox busca aquellos proyectos que realmente quieran solucionar y cambiar sus entornos de negocios. A largo plazo, la apuesta es más ambiciosa: buscan disrupción, es decir, a aquellos que no sólo quieran impactar en los corporativos, sino que además pretendan cambiar sus entornos en la industria y/o logren transformarla.

“A veces es utópico hablar en estos términos, pero es lo que buscamos: empresas que cambien, transformen o evolucionen ciertas industrias”, afirma Gustavo.

3) Haciendo ‘match’ con BlueBox 

Luego de identificar las verticales que realmente tienen impacto en el país en el que trabajarán, localizan a los empresarios clave o a los corporativos líderes en la industria. Allí es donde BlueBox crea la conexión entre la vertical y el corporativo para gestionar un portafolio de búsqueda de compañías alrededor de todo el mundo, identifican a las empresas susceptibles de generar una disrupción en ambas direcciones (industria-corporativo). Finalmente BlueBox realiza el programa de aceleración y da financiamiento.

4) Consejos de empresarios

Para Gustavo, por ejemplo, no debe existir una política que limite el tiempo que dedicas al equipo. Esto hará que todos entiendan cuál es el verdadero propósito del negocio:

“creo que esto da la oportunidad de que hayan personas que te sigan más allá del simple modelo de empresa que tengas. Más bien te seguirán como a un líder” afirma. Y aunque para muchos, este tiempo dedicado a los miembros del equipo parece ser desperdiciado, puntualiza Gustavo Huerta, “a largo plazo resulta redituable”.

Lee aquí la primera parte de la portada Klika

bluebox aceleradora de negocios

THE COFUNDERS, Juan Pablo Sánchez y Alejandro Cortés

A JUAN PABLO el hecho de hablar de inversión, aceleración y empresas, le sale muy natural. Esto, gracias al medio en el que desde muy joven estuvo envuelto.

“Vengo de una familia de empresarios. He visto desarrollarse empresas con mucho éxito y también fracasar. Aunado a ello, las experiencias universitarias y haber conocido a Gustavo, es lo que me tiene en el punto que actualmente estoy”, refiere.

Pero las motivaciones de este cofundador van más allá de replicar los éxitos empresariales de su familia. La manera en la que surge BlueBox, en una época precaria e insegura, le demostró que el mejor medio para sacar adelante la industria y la sociedad que de ella depende, es a través crecimiento empresarial. Poder hacer parte de ese cambio, es el interés personal que tiene a Juan Pablo creando conexiones a través de BlueBox, e impulsando la inversión de grandes corporativos; inicialmente en Michoacán para poder, finalmente, replicar este modelo a nivel nacional.

Fracaso = aprendizaje con marca BlueBox

Tomada por Alajandro Villalobos de ideasunicas.com

No existe anécdota de fracaso en la que Juan Pablo no mencione el aprendizaje que se desprendió de ello. Por ejemplo, la ocasión en la que BlueBox invirtió en una empresa propia, que en su momento, no contaba con el modelo de negocio correcto. Les tomó dos largos años entender y desarrollar el modelo indicado.

“Esta etapa nos consumió mucho, la considero un fracaso. Pero fue de mucho aprendizaje. Ahora podemos transmitir esa experiencia a las empresas que trabajan con nosotros”.

bluebox-juan-pablo-cofounder

Hoy la empresa ya ha sido conformada, y aunque el cofundador de BlueBox confiesa que no es la más rentable, sí se han logrado ver resultados interesantes a través de ella.

La estrategia de Juan Pablo ante los momentos de crisis ha sido alejarse, caminar y aclarar ideas para plantear soluciones a sus dos socios: Gustavo y Alejandro. Aunque los errores personales signifiquen retrasos para la empresa, Sánchez reconoce que “a partir de esos baches, se ha logrado el conocimiento adecuado para acelerar el crecimiento de la empresa”.

Sin duda para él, la mejor forma de afrontar estos obstáculos es una sola:

“En equipo, como debe ser”, dice enérgicamente Juan Pablo, quien describe que primero, los tres fundadores se enfocan en cómo salir del problema. “Deben entender que cualquier persona se puede equivocar, pero que juntos podemos salir adelante”.

Alejandro-Cortés,-blueboxAlejandro Cortés es ingeniero industrial por parte del Tec de Monterrey. Es socio fundador de BlueBox Ventures, enfocado en la planeación estratégica y el crecimiento del portafolio de inversión de la empresa. Se encarga también de la dirección general de FoodOP SAPI de CV, empresa dedicada a potencializar el crecimiento de marcas de restaurantes. Cuenta con una certificación en procesos de consultoría por parte del Tec de Monterrey.