Beehive, transformando el ecosistema emprendedor en Mazatlán

Beehive, transformando el ecosistema emprendedor en Mazatlán

Porque los cambios son buenos, Beehive son pioneros en los espacios de coworking en Mazatlán.

Beehive, transformando el ecosistema emprendedor en Mazatlán

Fuente: Beehive

Por Jessica Acosta

Emprender desde cero no es fácil. Menos migrar de un campo a otro en el que muchas veces no se conoce del todo.

Leobardo Acosta Gaona trabajó en la industria manufacturera. Pero su historia con el emprendimiento comenzó a los 24 años; con un proyecto dedicado al desarrollo e innovación de negocios.

La colaboración es la clave

Una de las primeras diferencias que notó fue el cambio de ambiente y organización entre un corporativo y un espacio de trabajo como lo representa un coworking.

Cuando Leobardo, junto con su esposa Claudia Reyes crearon Beehive Coworking and Business, experimentó este cambio de realidades y así aplicar si disposición por diseñar y crear abiertamente, oportunidades que muy difícilmente se dan en ámbito corporativo.

Al cabo de un año y medio, al equipo de Beehive se unieron Miriam, Iván y Gabriela. Ellos conforman el actual equipo.

Su formación en diferentes campos como el diseño de interiores, marketing, negocios, finanzas y relaciones públicas han ayudado al desarrollo del coworking.

Sus habilidades y conocimientos para un trabajo colaborativo han sido la clave para que Beehive sea el espacio de trabajo que es hoy en día.

Rompiendo paradigmas

Beehive fue el primer coworking en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa. Este cambio cultural fue un parteaguas.

“Nosotros teníamos la bandera de evangelizar la nueva forma de trabajo que es mediante un espacio de coworking. Se trató de llegar de repente con un espacio diferente, en donde las personas no entienden el concepto de lo que haces”, relató Leobardo.

Esta situación representó para ellos una dificultad, pero también fue gratificante saber que estaban cambiando la forma de trabajo en Mazatlán.

La ambientación ha jugado parte importante en ello. Al no lucir como una oficina convencional, forma parte de un cambio de visión para las personas de que no todo debe ser tan cuadrado y sobrio en un espacio de trabajo.

Los colores, iluminación, o elementos como un estanque de peces japoneses, hacen la diferencia para darle más vida al lugar, y que los emprendedores se sientan cómodos.

“Colaborar y generar el cambio es la base de nuestra filosofía”, Beehive.

Construye tu red de negocios

“La sinergia de negocios y relaciones públicas ocurre todos los días. Nosotros nos encargamos de que las cosas sucedan”, comentó Leobardo.

Beehive también puede fungir como un intermediario para que los emprendedores conozcan a diferentes personas o empresas con las que puedan tener una conexión y crear nuevos negocios.

Mediante Night for nights, un evento para crear nuevas relaciones de trabajo, se invita a la comunidad emprendedora de Mazatlán para que dé a conocer sus productos.

La noche se complementa con dinámicas de integración en la que participan programadores, arquitectos, diseñadores, ingenieros, tanto empresas pequeñas, como grandes.

Se trata de lograr crear una comunidad sólida entre los emprendedores y sus startups en donde no hay barreras.

Para Leobardo un emprendedor representa una persona que es valiente y sin miedo a las adversidades que se presenten en el camino al éxito. Para él no hay ningún reto que no se pueda vencer.

error: Content is protected !!