¿Autos híbridos, eléctricos, a gasolina y a diesel? ¿Cuál me conviene más? - Klika

¿Autos híbridos, eléctricos, a gasolina y a diesel? ¿Cuál me conviene más?

A menudo deseamos evitar que el tema de adquirir un auto se vuelva un dolor de cabeza.

Seamos honestos. Nos sentimos abrumados al tener que elegir una caja de cereal en un supermercado de entre las decenas de variedades que se ofrecen. O un alimento para nuestra mascota, entre los cientos de opciones disponibles.

Y terminamos seleccionando la que tenga mejor presentación, o como coloquialmente lo decimos “la que se ve más bonita”.

Y aunque en algo tan básico como la selección de un alimento, la mercadotecnia funcione a la perfección, no siempre puede ser así. Existen detalles decisivos a tomar en cuenta, y que no podemos pasar desapercibidos.

El ejemplo claro es cuando se pretende adquirir un automóvil. Lo primero que deseamos es evitar que se vuelva un dolor de cabeza. Además de costoso, se volverá parte de nuestro día a día y de nuestro patrimonio.

La oferta

Para elegir correctamente tenemos que saber que existen en el mercado diferentes tipos de automóviles:

  • A gasolina (o su variante con gas natural)
  • A diesel
  • Híbridos
  • Eléctricos

A gasolina

Estos coches funcionan a través de un sistema de explosiones contenidas y controladas que suceden dentro de un motor de combustión interna al recibir pequeñas cantidades de combustible y recibir una chispa.

Cuenta con un motor de combustión interna consiste en un conjunto de pistones que avanzan y retroceden debido a la fuerza de dicha explosión, haciendo girar a un cigüeñal que hace girar a su vez a un eje conectado a las ruedas.

Este tipo de motores de combustión interna solo aprovecha del 25% al 30% de la energía del combustible, desperdiciando el 70% restante en forma de calor, fricción y sonido.

Funcionamiento de un motor de combustión interna.

A diesel

Este tipo de autos funcionan de manera muy similar que los anteriores. Lo hacen por medio de un motor de combustión interna que trabaja con un tipo de combustible llamado gasóleo.

Es más inflamable que la gasolina, y no requiere una chispa para iniciar el proceso de explosión, sino que utiliza la fuerza de compresión del motor para lograrlo.

Este tipo de motores tiene un rendimiento mayor. Aprovecha del 30% al 37% de la energía del combustible, y genera mayor potencia. Esto lo que lo hace ideal para ser utilizado en automóviles con gran capacidad de carga y para transportar pasajeros.

Eléctricos

Estos automóviles convierten directamente la energía eléctrica en potencia de giro. Aprovechan en promedio, el 90% de la energía contenida en la batería, desperdiciando solo el 10% en forma de fricción, sonido y calor.

Además, requieren casi 70% menos de piezas que un motor de combustión interna. No emiten gases contaminantes a la atmósfera de manera directa. Gastan sólo $2 pesos de cada $10 que gastaría un automóvil con un motor de combustión interna.

La desventaja es que estos coches sólo pueden recorrer 140 km/hr antes de que se agote su batería. Son 3 veces más caros que un auto con motor tradicional, y la velocidad máxima que alcanzan es de 100 km/h en sus versiones económicas.

Aunque resulta poco útil para trayectos largos en carretera, es verdaderamente eficiente en ciudades, en los cuales los trayectos son cortos y con tráfico.

Híbrido

Este tipo de coches cuenta con los dos tipos de motores: uno de combustión interna, relativamente pequeño, y uno eléctrico que aprovecha tanto la energía que se disipa en forma de calor del motor de combustión interna, como la energía que se disipa en forma de fricción al frenar, almacenando ambas en una batería.

Éstos alternan de manera inteligente el funcionamiento de cada uno de los motores para optimizar su eficiencia. Logran  aprovechar entre un 45% y un 70% de la energía contenida en el combustible.

Los automóviles híbridos son dos veces más costosos que uno tradicional, pero son bastante económicos: gastan solo $4 pesos de cada $10 que gastaría un automóvil con motor de combustión interna. Esto le permite recuperar la inversión del auto en un plazo máximo de dos años.

Este tipo de automóviles resultan ser la opción adecuada, tanto para trayectos cortos y largos. Permite alcanzar velocidades superiores a los 200 km/h. Es una tecnología de transición que permite aprovechar la potencia de un motor tradicional y la eficiencia de un motor eléctrico.

Resulta ser la mejor opción mientras madura la tecnología de los motores eléctricos y se logren romper las limitaciones que hoy en día se tienen.

Cada uno tiene limitantes y virtudes. Lo que está claro es que la selección del mejor automóvil dependerá del uso que se le pretende dar, y de las necesidades específicas de la persona que lo adquiere.

error: Content is protected !!