AIM, las clínicas móviles hasta donde te encuentres

AIM, las clínicas móviles hasta donde te encuentres

La inteligencia artificial es la pieza fundamental para que este sistema funcione como se debe.

AIM, las clínicas móviles hasta donde te encuentres

Fuente: Artefact Group

Por Jessica Acosta

Las películas y libros de ciencia ficción nos muestran un mundo lleno de tecnología, que hasta nuestros días aún parece inalcanzable.

Poco a poco, los avances tecnológicos nos hacen sentir que estamos cada vez más cerca de aquel mundo idealizado lleno de inventos que nos faciliten la vida.

Para muchas personas representa tedioso tener que ir a una consulta médica; ya que por sus actividades diarias o la desidia, acaban por posponerla hasta que hay una enfermedad en puerta.

Según los médicos, es ideal que recurrentemente asistamos a una revisión para descartar cualquier problema o comenzar a tener nuevos cuidados en la salud.

Una consulta móvil

Una razón por la que la mayoría de la gente no quiere asistir a una clínica u hospital es por lo molesto que es esperar varias horas para poder ser atendido.

Para remediar esta situación, un equipo de desarrolladores de Artefact, en Seattle, han desarrollado un hospital móvil llamado AIM, con el propósito de ofrecer una mejor atención médica.

AIM no sólo involucra al vehículo que representa a la clínica móvil, sino que ésta se complementa con una aplicación móvil y diferentes aparatos de uso doméstico que recolectan algunos datos para poder monitorear al paciente.

Además, éstos servirán para poder obtener un diagnóstico más completo.

La gran mayoría de los dispositivos de IoT permiten tener conexión con AIM; para que la recolección de todos los datos genere un registro unificado. Estos complementos permiten al usuario tener un seguimiento constante de su estado de salud.

AIM, a la orden

La inteligencia artificial es la pieza fundamental para que este sistema funcione como se debe.

Otro factor a evaluar por AIM es la salud emocional por medio de una interfaz de voz que evalúa los cambios de ánimo en el paciente, para que posteriormente se entrelacen los resultados del análisis emocional y fisiológico.

La primera parte de este proceso son los análisis, éstos se realizan dentro del hogar, por medio de los dispositivos que recopilan la información y la envían a la aplicación para que el usuario conozca su estado de salud.

Si el usuario desea una revisión más completa, debe solicitar una consulta en uno de los vehículos autónomos de AIM por medio de la app.

El vehículo llega hasta la ubicación que el usuario ha indicado en la aplicación y ahí es cuando la magia ocurre: mientras el paciente se encuentra de pie frente a la pantalla, se le realizará un autodiagnóstico en el que se presentarán imágenes de la termografía del cuerpo.

Además es posible medir el peso, índice de masa corporal, la postura y equilibrio. También se encuentra integrado una asiento que permite realizar un análisis de respiración y ritmo cardíaco.

Un diagnóstico trepidante

En cuanto termina la revisión hecha por AIM, se recopilan todos los datos y se envían los resultados a la aplicación que, de manera gráfica, ayuda a comprender fácilmente al usuario que es lo que debe de hacer.

Dependiendo del diagnóstico, AIM indicará al usuario si necesita tener una consulta con algún especialista. Si es así, la plataforma contactará al paciente con alguno de los médicos que son socios participantes del proyecto.

error: Content is protected !!