6 tips para levantar el capital privado y no morir en el intento

El levantamiento de capital es uno de los temas que más pueden influir en el éxito de una startup. Los founders, además de asumir el reto de perfeccionar su producto/servicio mediante la innovación, rompiendo modelos tradicionales, deben emprender todo tipo de acciones para generar confianza y atraer capital a su proyecto.

Existen inversionistas de muchos perfiles como los ángeles, amigos y familia; fondos o inversionistas institucionales.

Éstos pueden o no ser expertos en la materia, pero sin lugar a duda, todos esperan un jugoso retorno a cambio invertir en una startup de alto riesgo.

A continuación les comparto seis tips a considerar para levantar capital privado sin morir en el intento.

Dimensionar las necesidades económicas de la startup

Cuando los founders se dan a la tarea de recabar fondos, puesto que cuentan con gastos y responsabilidades inmediatas, es común que no tengan claro para qué necesitan el dinero y cómo lo van a gastar.

Es importante que hagan ejercicios financieros conservadores que les permitan tener buena visibilidad sobre cuánto, cuándo y para qué necesitan el capital.

Estrategias y postura claras

Los founders deben saber exactamente qué ofrecer y qué no a los inversionistas, considerar en todo momento la etapa y situación concreta en la que se encuentran.

En muchos casos, los inversionistas exigen condiciones demasiado gravosas para una startup de reciente creación, o por poco dinero; y a su vez, frecuentemente los founders llegan a la mesa de negociación sin preparación y sin una idea clara sobre lo que deben ofrecer.

Cuiden su ‘Due Diligence’

Muchas veces los founders olvidan cuidar los temas legales, regulatorios y/o registrales de sus startups.

Trátese de temas societarios, regulatorios o de propiedad intelectual, recuerden que el inversionista revisará los antecedentes y situación legal de la startup.

En caso de encontrar contingencias reales o potenciales, utilizarán dichos argumentos para buscar fijar una valuación baja.

Capital

El ‘Timing’ lo es todo

De la mano de los tips antes mencionados, es recomendable que los founders sepan levantar únicamente el capital que necesitan de manera conservadora. Existen casos en los que buscan una ronda de inversión demasiado grande en una etapa prematura.

Puede que lo logren si su producto/servicio es atractivo, pero seguramente la valuación pactada no les va a favorecer.

Lee también: Inversiones para startups; ¿Qué es el Term Sheet?

Recordemos que existen muchas métricas diferentes para determinar el valor de una startup: como ventas, usuarios, tamaño del mercado, proyecciones de crecimiento, facturación, etc.

Condiciones típicas

Las condiciones típicas que un inversionista exige para invertir, no se limitan a un determinado número de acciones (según la valuación pactada). A menudo exigen elementos tales como:

  1. Representación en el Consejo de Administración de la startup.
  2. Acciones que otorguen derechos a dividendos preferentes o derechos de liquidación preferente.
  3. Derechos de arrastre y acompañamiento (drag/tag along).
  4. Opciones tanto de salida como de venta de sus acciones a “x” precio en determinado tiempo.
  5. Requerimiento de votación calificada o voto del inversionista para la toma de ciertas decisiones importantes.

Instrumentos convertibles VS ‘Equity’

Los instrumentos de inversión convertibles permiten a los founders levantar sumas moderadas de capital privado, para continuar operando, sin necesidad de concretar inmediatamente ciertas decisiones sobre la valuación de la startup.

Así, los instrumentos convertibles resultan muy atractivos, pues se “cuelgan” de una valuación o evento futuro, otorgando por otro lado un descuento o beneficio atractivo al inversionista, por haber apostado antes en el proyecto.

Esto supone gastos legales menores, así como un proceso más dinámico en comparación con tener que realizar todos los pasos necesarios para emitir acciones a favor del o los inversionistas. Al final, los founders pueden financiar los primeros años de su startup.