6 Consejos poderosos para cuidar tus finanzas antes de semana santa

Lees “finanzas” y se te baja la presión, debes saber que aunque no nos preparan en la escuela para saber cómo cuidar tus finanzas personales, además de necesario, es un tema fácil de manejar, sólo necesitas constancia,  orden y no, no necesitas ser un pro en matemáticas.

como cuidar tus finanzas

1) TOMA EL CONTROL PARA CUIDAR TUS FINANZAS

Si tú no tomas control de tu dinero, alguien más lo hará por ti, incluyendo a tu amigo Pepe que dirige cuánto gastas en una salida.

Ármate de todo el conocimiento de  cómo cuidar tus finanzas (ya estás leyendo esto así que es un punto para ti): una vez que tienes el conocimiento no dejarás a nadie tomar decisiones monetarias por ti, hablamos de malintencionados como Pepe o aquellos que a pesar de sus buenas intenciones no entienden en realidad tus posibilidades, como tu tía Sonia que ya quiere que te endeudes con tu departamento propio; una vez entiendes cómo trabaja el dinero, lo pondrás a andar a tu favor.

2) SÍGUELE LOS PASOS A TU DINERO PARA QUE SEPAS A DÓNDE VA

Es necesario tener tus ingresos y gastos sentados en un cuaderno, un documento de excel o cualquier aplicación que te permita hacerlo desde el celular y luego asegúrate que tus gastos no exceden a tus ingresos, la mejor manera de hacer esto es presupuestando tus egresos de una semana, quincena o el mes.

También sobre 11 aplicaciones que te ayudaran hacerlo aquí. 

Te vas a dar cuenta que pequeños cambios en tus gastos diarios pueden tener gran impacto en tu bolsillo. Además, mantenerlos lo más bajo posible va a añadir grandes ceros a tu cuenta en muy poco tiempo. Si no dilapidas en el depa soñado por tu tía ahora, puede que más adelante tus ahorros te permitan dar un buen engache para el depa que tú quieres.

3) PÁGALE A TU FUTURO PRIMERO

No importa cuándo debas pagar o lo mucho que creas que puedes gastar, mantén como intocable el dinero que ahorras para tu futuro, que ese dinero nunca falte en tu presupuesto, sabes que esa excusa de “no los pongo este mes, pero el próximo mes pongo la cuota de los dos”, pasa de ser poco probable a imposible.

Es inteligente guardar siempre una cantidad de dinero (cualquier cantidad) para tu fondo mensual de emergencias. Te aseguramos que cuidar tus finanzas, no sólo dormirás más tranquilo, además ese recurso “que no se toca” dejará de convertirse pronto en sólo dinero de emergencias y será el fondo que pague tus vacaciones, tu retiro e incluso tu próxima casa. Recuerda que el dinero pierde valor si lo guardas en tu colchón, así que ponlo en un fondo que lo  aumente a una taza razonable o invierte en la banca.

4) TU RETIRO COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA

Sabemos que todo emprendedor piensa trabajar como burro estando joven para vivir como rey a temprana edad, para que esa frase sea una realidad debes empezar a ahorrar para tu retiro hoy. Entre más rápido empieces a hacerlo, más se acerca el día en que trabajar es una opción y no una necesidad.

5) ¡POR DIOS! ¡PÁGALE AL SAT!

No, no es una opción. Más de una vez hemos escuchado de aquél amigo que le bloquearon su tarjeta porque debe sus impuestos; desde pagarle mensualmente a tu contador, como pagar de igual manera a Hacienda te mantendrá sano mentalmente y con la seguridad de que puedes hacer tus transacciones libremente, porque ¿qué crees? La deuda con el SAT nunca disminuye, todo lo contrario, puede ser un fuerte golpe a tu bolsillo cuando te obliguen a pagar todo de una vez.

Por lo tanto, mantén tus impuestos al corriente, factura tus compras deducibles, con suerte, un buen contador y mucha organización al final del año fiscal pueden devolverte parte de tu dinero, así que si lo haces bien es posible que estés ahorrando sin darte cuenta.

6) CUIDA TU SALUD

Eres tu instrumento más preciado de trabajo, así que cuídate, come frutas y vegetales, has alguna actividad física, no fumes, no tomes en exceso, maneja tu coche con precaución. Que no pase un día más sin haber contratado un seguro de salud, en estos tiempos el sólo hecho de partirse un hueso sale por un ojo de la cara, así que prevé todos estos asuntos y consigue un servicio que se acomode a tus necesidades y a tu presupuesto.

Como ves no necesitas tener un doctorado en finanzas para mantener todo bajo control, sólo necesitas cordura a la hora manejar tus ingresos y ser inteligente a la hora de gastar o ahorrar. Con estos consejos pronto pertenecerás a la lista de astutos que están en la playa un lunes a medio día e incluso pudieron invitar a tus amigos esta semana santa.