3 tendencias para la sustentabilidad en el sector retail

3 tendencias para la sustentabilidad en el sector retail

El próximo 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Es en este contexto donde cada vez más ciudadanos se muestran concienciados por el impacto del hombre sobre el planeta y la necesidad de implementar acciones que minimicen este efecto y fomenten la sustentabilidad.

Un estudio de la consultora GfK apunta que 76 por ciento de los consumidores espera compromiso ecológico de las marcas.

Además, el 28% de los ciudadanos afirman que las marcas tienen la obligación moral de respetar el medio ambiente.

En este contexto, los consumidores son más exigentes con lo que compran y con lo que consumen.

Buscan productos de calidad, respetuosos con la naturaleza y beneficiosos para el medio ambiente.

Por este motivo, cada vez son más las marcas que trabajan para que sus procesos sean ecológicos y sustentables.

Asimismo, desde Tiendeo.mx se recogen las tendencias que marcarán el sector retail en materia de sustentabilidad y medio ambiente.

Artículos nuevos, materiales reciclados

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en América Latina sólo se recicla el 20% de los residuos.

Las principales razones son la falta de políticas concretas por parte de los gobiernos de la región y la percepción de los consumidores a que el reciclaje no tiene un impacto positivo concreto en el entorno.

Sin embargo, son muchas las marcas que están empezando a fabricar artículos a partir de material reciclado.

Un ejemplo es Nike. La multinacional deportiva lleva desde el mundial de Sudáfrica 2010 fabricando equipos a partir de botellas de plástico recicladas.

Según la propia compañía, cada camiseta lleva el material equivalente a 16 botellas de plástico.

Por otro lado, también hay pequeñas iniciativas que encuentran en los desechos urbanos materia prima para su modelo de negocio.

Este es el caso de las zapatillas GumShoe, cuya suela está compuesta en un 20 por ciento de chicle.

Este proyecto recibe el impulso de Amsterdam; con el objetivo de dar salida a la tonelada y media de chicle que cada año se limpian de sus calles.

Con 1 kilo de esta golosina se pueden confeccionar suelas para cuatro pares de estas zapatillas.

Alimentación ecológica

La comida ecológica será otra de las tendencias que los retailers deberán gestionar en los próximos años; sobre todo si quieren continuar despertando el interés de los consumidores.

Según la ONU, América Latina es la tercera región en el mundo con más extensión de agricultura ecológica. Con más de 7 millones de hectáreas dedicadas a este tipo de cultivos; lo que representaría un 12 por ciento del total.

Este escenario ofrece a las marcas de alimentación la posibilidad de disponer de una gran variedad de ingredientes respetuosos con el medio ambiente; algo que atraerá la atención de los ciudadanos comprometidos con el consumo sustentable.

Por otro lado, grandes corporaciones relacionadas con el ámbito de la nutrición están centrando sus esfuerzos en retirar de sus productos ingredientes perjudiciales para el medio ambiente.

Este es el caso de la compañía cervecera AB InBev; que se ha propuesto reducir en un 5 por ciento las emisiones de dióxido de carbono en sus operaciones.

El grupo, dueño de marcas como Corona, Stella Artois o Quilmes, ha diseñado un nuevo sistema para incorporar las burbujas a sus cervezas, reduciendo el uso de agua y las emisiones de CO2, sin alterar su sabor.

Eliminación de plásticos

La contaminación por plásticos es la protagonista del Día Mundial del Medio Ambiente este año.

Recientemente, diversos organismos públicos de varias regiones del mundo se han comprometido a regular la eliminación gradual de plástico en productos desechables.

También el sector retail trabaja para eliminar el plástico de todos sus procesos. Entre las medidas más destacables se encuentran la retirada de las bolsas de plástico y su sustitución por bolsas de papel, o el incremento de la venta de productos de alimentación a granel.  

Más allá de medidas más tradicionales, en los últimos tiempos han surgido nuevos formatos que permiten la reducción del uso de plásticos de una manera más sencilla.

Este es el caso de Ooho; una burbuja de agua diseñada por la empresa inglesa Skipping Rocks Lab. Está rodeada por una membrana gelatinosa que, bien puede comerse o desecharse; ya que tarda en biodegradarse lo mismo que una pieza de fruta.

En este contexto, las marcas de retail empezaron a trabajar por elevar la sustentabilidad de sus procesos en los próximos años.

Por un lado, las compañías elevan sus estándares de sustentabilidad y respeto por el medio ambiente.

Y por otro lado, implementan acciones de Responsabilidad Social Corporativa con las que conectan con los compradores comprometidos con un modelo de vida más ecológico.

error: Content is protected !!